Powered by Gantry Framework

Entre los principios fundamentales que la masonería atesora y promueve entre sus iniciados, está la caridad. No entendida como el acto de dar una limosna que humilla al que la recibe y rebaja al que la da, sino que en la voluntad de reconocer en el otro a un hermano a quien debemos socorrer cuando la ocasión se presenta; no es la caridad que se basa en esa limosna vergonzosa o parcial y muchas veces ostentosa, no se busca en ella la vanidad arrogante, sino que busca entregar al hombre los medios que necesita para que sea útil a sí mismo y a sus semejantes; ayudar al “otro” a que alcance la libertad material y de pensamiento, ayudar a los hombres a que adquieran autonomía intelectual y puedan actuar en conciencia.

Muchas logias y grandes logias en el mundo, comprometidas con el valor de la caridad, llevan adelante numerosas y variadas acciones de filantropía ya sea en forma directa o traspasando su ayuda económica a organizaciones humanitarias. Variadas obras sociales tanto en Chile como en el mundo han nacido de la caridad y voluntad filantrópica de los masones.

Caridad en la que entrega la masonería a través de la educación, tanto de sus miembros como de las sociedades.

Volver Atrás