Powered by Gantry Framework

Saludo de bienvenida

La acción masónica es inherente a la formación que la Orden entrega como fuente de inspiración moral y de construcción personal.

Edificamos basamentos éticos en nuestros adeptos, los cuales no solo tienen que expresarse en la convivencia dentro de nuestros templos, sino que también tienen un ineludible alcance más allá del espacio de la práctica fraternal.

Construimos hombres mejores para una sociedad mejor. Desde el punto de vista de nuestras potencialidades, somos más de 12.000 líderes para la acción social y moral, sobre la base de la virtud, que los principios, los valores y los usos y costumbres de la Masonería logran imprimir reflexivamente en sus iniciados.

Nuestras capacidades y el capital humano que tenemos como organización nos dan un privilegio que debe ser puesto en una perspectiva que se funde en el consenso y en la convicción en torno a nuestros más caros valores. Buscamos una sociedad mejor a partir de las convicciones que nos entrega nuestro proceso de Iniciación.

Nuestro plan de acción está determinado por los valores que nos entregan las ceremonias, que sucesivamente nos otorgan distintos grados (Aprendiz, Compañero y Maestro). A partir de esos valores, construimos nuestra afirmación virtuosa que nos permite actuar masónicamente como una consecuencia y una necesidad. Ambas se expresan simbólicamente en la condición natural de cada Grado, correspondiéndole al Aprendiz la acción masónica personal, al Compañero la acción masónica concertada y al Maestro la acción masónica institucional Dentro de nuestros desafíos con la sociedad y la humanidad en general, no solo en el ámbito masónico sino también, de manera importante, en extramuros, se encuentran aquellos temas que pueden producir procesos que afecten la vida humana y nuestra realidad como comunidad-país, tales como:

  1. La defensa del medio ambiente
  2. La protección de los recursos no renovables y el agua
  3. La habitabilidad de las ciudades
  4. La automatización y la robotización
  5. El conocimiento y la educación como derecho humano
  6. La defensa y promoción de la libertad de conciencia
  7. El envejecimiento de la población
  8. La laicidad dentro de los sistemas políticos
  9. El concepto de país y de comunidad nacional
  10. La igualdad como proceso cultural y social
  11. Los valores republicanos y democráticos 
  12. Los derechos y las seguridades humanas 

Estos temas no excluyen otros que se presenten o adquieran relevancia en los años inmediatos, y donde esté en juego la condición humana.

Volver Atrás