Powered by Gantry Framework

Es el valor de concebir y aceptar que la experiencia de descubrir el sentido profundo de la vida tiene para el ser humano diversos y variados caminos. Para muchos son las religiones con su fe, sus ritos purificadores, sus santos y sabios, sus textos sagrados, para otros, los caminos conducentes a la luz interior son fruto de otras comunidades y experiencias, a veces, menos colectivas, más individuales y silenciosas. La verdad de cada camino depende del sentido y la entrega con que cada cual siga el suyo. Tal vez no hay uno mejor que otro, pero sin duda todos son dignos del mayor respeto. Y todos, en conjunto, son un mosaico que más allá de su aparente diversidad, tienen en su trasfondo primordial una misma verdad: el deseo de trascendencia por el camino de la paz.

En la Tolerancia se acepta que los otros, tengan el legítimo derecho ser distinto o igual, con sola restricción que lo que motiva estas diferencias este enmarcadas en el sello de la virtud.

La masonería y los masones defendemos que cada cual pueda tener una opción, en todo tema y en todo debate, distinto, con inspiración religiosa, filosófica o científica, etc. o no tenerla. Valora la experiencia de la búsqueda de lo profundo y trascendente. Así como también la espiritualización de todo lo que es rústico o profano, en aras de lograr un mundo mejor y un hombre más humanista y sensible a comprender que la verdad puede presentarse por los caminos más insólitos.

En la construcción de un muro, que simbólicamente representa a la sociedad, todas las piedras o ladrillos tienen su lugar y su importancia, por muy pequeños y débiles o grandes y poderosos que sean.

Volver Atrás