Noticias

Más de 4 mil vecinos de distintas comunas de Santiago y de San Antonio se han beneficiado con la solidaridad de la Logia “Justicia y Libertad” Nº 5, quienes han apoyado las ollas comunes, resguardando las necesidades alimentarias de las familias.

Las dos corporaciones, que existen bajo el alero de la Logia, son Justicia y Libertad que esta orientada a temas culturales y Colonias Escolares Domingo Villalobos, orientada al trabajo con estudiantes, objetivos académicos y principalmente recreativos. Ambas con Directorios diferentes, autónomos de la dirección Logial, pero que por esta emergencia sanitaria se han unido para trabajar directamente con la comunidad.

Edgardo Rivera Vicencio, asumió la dirección administrativa de ambas corporaciones para agilizar el trabajo y llegar más rápido con las ayudas a los comedores que entregan comida a familias necesitadas.Rivera Vicencio, comentó que el trabajo que realiza la Logia , es  desde hace muchos años. Solo a modo de ejemplo la Corporación Colonias Escolares Domingo Villalobos ya tiene 110 años de vida.

El director agregó que “su función existirá hasta cuando la sociedad sea capaz de satisfacer las necesidades de sus gentes, de su pueblo, nuestra función es paliativa, peor sería aún si no se hiciera  nada por los que sufren hambre, discriminación o falta de oportunidades”

Los apoyos que han entregado en esta emergencia sanitaria ha consistido fundamentalmente en proteínas, ya sea carne de pollo que fue lo que entregaron durante el año 2020 y ahora 2021 en carne molida pero también realizan apoyo social para fortalecer la organización vecinal, motivando la participación ciudadana.

Durante el año pasado la Logia apoyó a 56 ollas comunes en poblaciones, colegios y barrios, tanto en comunas de Santiago como de San Antonio costa, beneficiando a más de 6 mil persona, este año 2021 se está colaborando con 32 ollas comunes 16 en San Antonio Costa y 16 en diferentes comunas de Santiago, atendiendo a más de 4 mil personas.

Edgardo Rivera, explicó que con la pandemia quedaron suspendidas Las Colonias Escolares que hacen en el balneario de Las Cruces y muchos niños y niñas, de los colegios públicos con los cuales trabajan, se vieron enfrentados a la falta de conectividad a internet.  "Ahí se nos  ocurrió apoyar con chips de teléfonos para que lograran continuar estudiando y posteriormente nos dimos cuenta que la falta de alimentos se hacia una necesidad imperiosa y por medio de los colegios contactamos también con las ollas comunes que se establecían en las poblaciones. Con San Antonio Costa fue un poco diferente, ya que venimos trabajando desde hace varios años con la Fundación Memoria San Antonio en temas de derechos humanos y la situación en esa zona del país era tanto o más dramática que en el resto del país y logramos contactar por medio de la Fundación con las ollas que surgían en forma espontanea en todo el Litoral central”, añadió Rivera