Al cumplirse 150 años desde su fundación, el 11 de enero de 1862, diputados de todas las bancadas rindieron homenaje a la Logia Orden y Libertad de Copiapó, resaltando su aporte a la educación pública de Atacama y del país

Desde las tribunas siguieron el homenaje el Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, Luis Riveros, el Gran Secretario General, Juan Carlos González, el Gran Tesorero, Mario Cabezas, el Gran Guarda Templo, Roberto Pliscoff, el Venerable Maestro de la Logia "Orden y libertad" N°3, Luis Álvarez; y miembros de la organización.

Iniciando el homenaje, el diputado Lautaro Carmona (PC), mencionó la fundación de la Sociedad de Instrucción Primaria en abril de 1868; el Colegio de Señoritas y el Liceo de Niñas (1867); la 3ª Compañía de Bomberos de Copiapó (1947); asimismo destacó su vocación progresista y comprometido con la educación de la mujer de la época.

Junto con destacar el rol que ha jugado la Masonería en el desarrollo del país y sobre todo en la educación pública y laica, resaltando a figuras como Pedro Aguirre Cerda y Salvador Allende, el diputado Carmona manifestó que "homenajes como este permiten demostrar que diversos pensamientos pueden compartir espacios con respeto por sus particulares aportes y reconocimiento por sus obras".

A su turno, el diputado Carlos Vilches (UDI) señaló que "no es exagerado pensar que en Copiapó los masones han contribuido eficazmente con sus capacidades, su conocimiento y han puesto su corazón en el deseo de que la ciudad alcance el destino que la Historia le tiene asignado. La Universidad de Atacama es un ejemplo de la preocupación de los hombres y mujeres que han abrazado la masonería. Ellos han mostrado cuál ha sido su dedicación y abnegación por hacerlo".

En representación del PPD, el diputado Enrique Jaramillo sostuvo que "hoy la masonería en Chile se encuentra fuerte y activa, son varios cientos las logias y talleres que existen a lo largo del país donde se reúnen hombres de distinto origen y pensamiento político y estudian y comparten en fraternidad para la construcción del ideal señalado".

El diputado Gaspar Rivas (RN), dijo que "en sus 150 años de existencia han pasado por la Logia Orden y Libertad un sinnúmero de destacados miembros, generaciones enteras de hombres que han querido dedicar su vida al quehacer intelectual y a la discusión de propuestas que buscan un mejor progreso para la sociedad en su totalidad": Asimismo, expresó que la masonería "ha aportado uno de los grandes capítulos en la construcción de la cultura mundial, nacional y también local".

El diputado José Miguel Ortiz (DC) destacó el espíritu formativo, "basado en la tolerancia mutua, el respeto a si mismo y a los demás, la libertad de pensamiento y de conciencia y cuyas puertas están abiertas a los hombres de todas las razas y nacionalidades, ideas o creencias, con tal que sean libres y de buenas costumbres".

Finalmente, el diputado Alberto Robles (PRSD) precisó que "la Logia inculcó el celo y perseverancia por los aspectos educativos de nuestro país". Añadió que así surgió por ejemplo la Escuela Bruno Zavala de Copiapó; la creación de un sistema educacional para las mujeres, que hasta poco antes solo aprendían a leer y escribir. "En este marco general de creación de la educación femenina debe insertarse el trabajo de la Logia Orden y Libertad N°3 de Copiapó, al crear el primer colegio de señoritas de Chile, con el nombre de Rafael J. Valdés en mayo de 1874, y casi en consuno se creó en Copiapó el primer liceo de niñas, que abrió sus puertas en febrero de 1877".

Fuente: Cámara de Diputados

<p "text-align: justify;">robles