Noticias

Su contribución a la defensa de los Derechos Humanos le asegura un lugar en la historia de nuestro país.

Hace una horas, falleció uno de los fundadores de la Comisión Chilena de Derechos Humanos, el abogado y querido Hermano José Quezada Meléndez, quien fuera además, connotado abogado.

Cursó sus estudios secundarios  en el Liceo Manuel Barros Borgoño y posteriormente en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, donde recibe el título de abogado el 20 de octubre de 1950. En la Facultad de Derecho, ejerció como ayudante de Derecho Procesal en las cátedras de los profesores Jaime Galté Carré y Hugo Pereira A. Entre 1961 y 1969 fue ayudante del Seminario de Derecho Procesal, desempeñando el puesto de profesor de Práctica Forense; y desde 1971 a 1990 y entre 1994 y 2000, ejerció como profesor de Derecho Procesal. También hizo clases en las universidades Central y Gabriela Mistral.

Es autor de varias obras y artículos sobre su especialidad profesional y del libro “Derecho Masónico”. Estuvo entre los fundadores de la Comisión Chilena de Derechos Humanos, institución creada el 10 de diciembre de 1978, cuyo propósito era contribuir a la construcción de un Estado democrático, promover la reconciliación nacional, difundir una cultura de los derechos humanos y relacionarse con la organización Mundial de los Derechos Humanos.

Ingresa a la Logia Verdad N°10, de Santiago, el 29 de octubre de 1957 y  fue su Venerable Maestro en 1965 y 1966. En 1976 estuvo entre los fundadores de la Logia Nuevo Horizonte N°136, siendo su Orador en su primera Oficialidad e integrante de su Tribunal de Honor entre 1984 y 1995. Miembro de la Logia de Investigación y Estudios Masónicos Pentalpha N°119, desde el 5 de abril de 1976.

Por decreto del 27 de diciembre de 1976 fue designado Primer Gran Vigilante de la Gran Logia de Chile y elegido por la Asamblea, para el mismo cargo, para el período 1978-1982. Asimismo, es  elegido miembro del Tribunal de la Gran Logia de Chile para 1998-2002.

Editor de la revista Occidente (1991 y 1994), integrante de la Comisión de Legislación y Justicia, asesora del Gran Maestro (1991); miembro de la Comisión de Estudios de Reformas a la Constitución Masónica (1992), entre múltiples otras responsabilidades que le tocó cumplir como masón.