Noticias

La Logia “Pitágoras” Nº 49, advirtiendo las necesidades del Hospital de la Ciudad, puso a disposición sus instalaciones, en pleno peak de la pandemia en el año 2020, durante este año, y en una nueva alza de los casos de contagio, el papel de la solidaridad afianza el sentido fraterno de la institución.

Desde el 1 de agosto del año 2020, funciona en las dependencias de la Casa Masónica San Antonina, llamada  corporación Dr. Luis Reuss, el servicio de ambulancias SAMU, las 24 horas, generando un apoyo significativo al trabajo de urgencias de la comuna, descongestionando los servicios de salud y resguardando la salud de los profesionales y técnicos que ahí se desempeñan.

Milton Egaña Darricarrere, presidente de la Logia “Pitágoras” Nº 49, expresó que “es indudable que nuestra energía como logia se suma y forma parte del llamado del Gran Maestro, Sebastián Jans Pérez, para que trabajáramos activamente con la comunidad, poniendo a disposición las instalaciones de los órganos de salud correspondientes”.

“Esto nos muestra como una institución consecuente con los valores que propugna. Además, es una oportunidad para que la sociedad a la que entregamos muchos de nuestros esfuerzos, como fruto de nuestro propio perfeccionamiento, pueda percibir nuestros valores y acción bienhechora”, manifestó Egaña Darricarrere.

La disposición de la casa masónica es parte de un acuerdo entre la Corporación Dr. Luis Reuss y el Hospital de la ciudad quien recibió en comodato las instalaciones para habilitar habitaciones, estacionamientos y lugar de descanso de los trabajadores y trabajadoras de la salud.

Milton Egaña, además, explicó que la relación con el hospital del puerto, es un trabajo de todos los miembros de la Logia, porque es un compromiso con la comunidad ya que en este momento, y desde el año pasado, además de encontrarse muy saturado por la sobredemanda asistencial como consecuencia de la pandemia por COVID-19 se encuentra en plena ejecución de la construcción del nuevo hospital, que se encuentra inmediatamente al lado. Esto ha determinado que los espacios físicos del hospital se encuentren muy restringidos.

De esta forma, la masonería nacional pone de manifiesto el compromiso de sus miembros para superar, con acción, fraternidad y solidaridad, los tiempos difíciles que vive el país y el mundo.