El 2020 a pesar de las restricciones sanitarias de la pandemia, la Comisión de Sustentabilidad y Cambio Climático logró terminar la medición de la huella de carbono, cuyo resultado fue la elaboración de un índice. Una herramienta que refleja los cambios que deben hacerse para mejorar las condiciones  ambientales a las que la Gran Logia de Chile está abocada. El 2021, trae un nuevo desafío. La medición de la huella hídrica que ya se encuentra en su fase inicial.

La Comisión de Sustentabilidad y Cambio Climático acaba de  presentar el marco teórico que justifica el proyecto para medir la huella hídrica en diferentes Logias del país.

Juan Araya Silva, quien es parte de la sub Comisión Huella Hídrica, explicó que se elaboró el instrumento de recolección de datos para la medición de la huella hídrica, el cual fue sometido a múltiples revisiones en sucesivas reuniones para que todos los miembros de la comisión hicieran sus aportes y correcciones para “afinar” el instrumento.

Araya Silva, agregó que actualmente ya estaba en fase de aprobación y que esperaban  comenzar con la segunda parte, la cual consiste en efectuar un piloto, solo con algunas casas masónicas, para aplicar el instrumento y ver sus fortalezas y debilidades para hacer los cambios que fuesen necesarios antes de aplicarlos a todo el país”.

La propuesta es que el piloto se centre en las casas masónicas de las 4 macrozonas del país (zona norte, centro, sur y austral) con la finalidad de visualizar las diferencias en el uso del agua según las distintas realidades de Chile.

Una vez concluida la fase piloto y hechos los ajustes necesarios,  Juan Araya, encargado de los aspectos técnicos - se aplicará a todas las casa masónicas que participen en el proyecto a nivel nacional, según manifestó Juan Araya, encargado de los aspectos técnicos de la Comisión.Máximo Olivares, cuya función es la logística y la comunicación,que puedan cumplir con los plazos propuestos considerando la dificultad que representa el trabajo en la actualidad. 

Cabe destacar que uno de los ejes importantes en el quehacer de La Masonería es la promoción de la ética ambiental como centro del pensamiento del futuro; de ahí, la realización de  una serie de actividades en torno a la susrtentabilidad y al cambio climático.

La Comisión de Sustentabilidad y Cambio Climático, mandatada por el Gran Maestro, Sebstián Jans Pérez, se creó para dar atención a las problemáticas ambientales y de sostenibilidad,además del desarrollo de la Política Ambiental de la Gran Logia de Chile.

Una de las actividades más importantes realizadas durante el año 2020, fue la Semana del Clima, en la que participaron destacados expositores de diferentes áreas y de todo el mundo, que contó con una masiva participación de asistentes que disfrutaron de exposiciones de primer nivel.