Juan Sutil, Alejandra Krauss, Ascanio Cavallo, Bárbara Figueroa, Mónica Vargas y Rodolfo Codina son algunos de los convocados que han aceptado el llamado de la Masonería a reflexionar sobre La Masonería Propone a Chile.  Se suman a ellos (as), este lunes,vía zoom,  los rectores de las Universidades Central, de Concepción y de Chile.

Su lanzamiento, hace solo un par de semanas, via telemática, que ya ha tenido dos versiones, ha congregado  a personalidades de distintas áreas del quehacer nacional quienes reflexionaron en torno a la propuesta realizada por la Masonería. Juan Sutil, presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio;  Ascanio Cavallo, periodista y el Almirante Rodolfo Codina fueron los primeros encargados de comentar las oportunidades y desafíos para el futuro incluidos en   La Masonería Propone a Chile. Todos ellos coincidieron en que estas  propuestas y espacios abren una nueva oportunidad ante los desafios que la Sociedad enfrenta.

En un Segundo diálogo, tres mujeres fueron las encargadas de la reflexión en torno a un libro que invita a pensar y soñar un país, con un alto contenido de patriotismo, de civismo y de proyección social. Se trata de Alejandra Krauss, presidenta de Chile XXl; Bárbara Figueroa, presidenta de la Central Única de Trabajadores y Mónica Vargas, presidenta de la Federación de Colegios Profesionales Universitarios.

 LO DIJERON LOS INVITADOS

ASCANIO CAVALLO Lo que significa cada uno de los términos, de la Masonería Propone a Chile, es algo que debe ser meditado para comprender adecuadamente su profundidad. La Masonería lo dice con la perspectiva del humanismo, una perspectiva que no está de moda, que ha sido vapuleada y muchas veces declarada anacrónica, pero que sigue siendo el valor central para orientar el conocimiento sin el cual se convierten en acumulación y en definitiva en hojarasca. En un documento de este volumen e importancia y con este grado de preparación, cada quien puede encontrar su propio énfasis, sus propias prioridades.

RODOLFO CODINA Por mi formación naval, soy un convencido que para que los países e instituciones de diversa índole funcionen bien, en sus políticas y planes, deben sustentarse en una estrategia de largo plazo que contenga objetivos claros y alcanzables tal como se plantea en el libro.  El país no puede estar re inventándose cada 4 años, ni tampoco avanzando solamente en base a acuerdos políticos relacionados con la coyuntura relacionada con la distribución del poder .En este sentido, la Gran Logia de Chile visualizó con antelación a la llamada explosión social ocurrida el 18 de octubre del 2019, la extraordinaria complejidad que está viviendo la sociedad chilena

JUAN SUTIL El Chile del futuro común, que tan magistralmente y en forma tan equilibrada este libro propone ,también manifiesta de que para que eso exista y haya un terreno fértil requiere de un estado robusto, moderno que apoye, que sea eficiente, que lo describe no solo como tal sino que es la clave para el futuro y el desarrollo. Para mí y pienso que para muchos, este texto debe ser una guía que pueda permitir la construcción del Chile del futuro, de la República ,con la mesura y la responsabilidad me sumo a que este libro supera las expectativas como lo dicen los colegas panelista y satisface la demanda por un camino a seguir en un proceso constitucional en que se juega el futuro del país y la República en su conjunto .

BÁRBARA FIGUEROA Uno de los temas  en el que pusimos especial atención, son los que tienen que ver con el trabajo y la previsión social, que se aborda de una manera muy precisa, sobre los desafíos que tenemos, tanto en materia de previsión social y los principios en los cuales debe asentarse, que compartimos plenamente, son el estándar internacional, son la lógica y definición que el propio estándar que la OIT nos entrega y despercuden  un debate que se da muchas veces cuando nos enfrentamos en las lógicas nacionales.

MÓNICA VARGAS  Escuchar la propuesta que nos hace la Masonería  es importante porque hay posturas diversas confluyendo en un documento y asentadas en principios universales como la libertad, la igualdad y la fraternidad.  La invitación que hace la Masonería,a través de su Gran Maestro, es combatir y soñar con generosidad y grandeza sin prejuicios ideológicos, morales, políticos o de cualquier otro tipo, el futuro del país.

ALEJANDRA KRAUSS La masonería piensa, sueña. Este libro  constituye un gran aporte al debate nacional y que sin duda ilumina y enriquece con una muestra auténtica de amor por nuestro país , con una mirada humanista y colocando la persona en el centro de nuestro quehacer. Es una forma, a mi juicio, de contribuir a la paz y a la construcción de la justicia social que tanto anhelamos para nuestra sociedad.

MASONERÍA ACOGE LLAMADO

Creemos, al igual que muchos, en la libertad y la democracia, en la justicia social, en la solidaridad y eso implica que  vamos a tener que luchar más para reducir las desigualdades y promover  oportunidades económicas duraderas para todos.

El Gran Maestro Sebastián Jans Pérez en su intervención dijo que luego de dos siglos, y como producto de los nuevos tiempos, escenarios, experiencias y proyección de futuro, los masones y la Masonería chilena volvían  a cerrar filas en torno a un proyecto que recogía el llamado de la ciudadanía, con la idea de poder contribuir, aportar y colaborar a replantear y proponer nuevos ejes de acción que ayuden a iluminar el camino para tener un país más integrado, más justo y más solidar

“Los masones estamos dispuestos a colaborar en todo lo que signifique diálogo fructífero, en cualquier nivel nacional, regional o local, para resolver  los problemas que se avizoran, sin prejuicios ideológicos, morales, políticos o de cualquier tipo”, señaló Jans.

El Director del Departamento de Asuntos Públicos de la Gran Logia, Alvaro Echeverría dijo que La Masonería Propone a Chile era el resultado del trabajo de 31 Comisiones de Trabajo, con más de 400 profesionales y técnicos,  a través de miembros de la Institución pertenecientes a los Talleres del país desde Arica a Punta Arenas, quienes procuraron recoger,  reunir,  interpretar y proyectar el sentir de Chile, con una mirada republicana por encima de cualquier posición partidista y/o interés creado.  Ello implicó incorporar todas las nuevas preocupaciones ciudadanas, la necesidad de anticiparse a los hechos y vincularse con nuestros vecinos y la comunidad mundial.

La Masonería chilena tiene una larga trayectoria en su contribución a la República desde sus albores. A través de más de doscientos años ha estado relacionada con los temas fundamentales para el devenir del país. En efecto, masones insignes han colaborado en la construcción y proyección de la República, contribuyendo desde sus particulares puntos de vista, siempre priorizando una idea de país, de progreso y de garantización de derechos para todos los chilenos.

Bajo la acción de los masones se han impulsado enormes e importantes proyectos e iniciativas que han permitido avanzar en el desarrollo de una República que debe acoger a todos sin distinciones de ninguna índole. La educación pública, la reivindicación de la libertad de conciencia y la ética en todas las acciones y proceder de los ciudadanos y de sus organizaciones; los cambios legislativos y la igualdad de derechos y oportunidades para la mujer, la industrialización del país, la laicidad, la salubridad pública; el aseguramiento de los derechos fundamentales, la movilidad social; son algunos de los ámbitos, en que masones han contribuido poderosamente a tener una sociedad más tolerante, más fraterna, más libre y más inclusiva.

Más que un libro, La Masonería Propone a Chile es una contribución a un debate democrático, con altos contenidos propositivos y que expresa la voluntad de seguir cooperando al hecho Republicano. Una invitación a la reflexión, debate y consenso para un país mejor.