“Me vacuné en el Estadio Bicentenario de La Florida  y sin inconvenientes. La atención fue rápida y expedita, lo que habla muy bien de la autoridad sanitaria ”, fueron las palabras del Gran Maestro a solo  días de haberse inoculado.

El día que le correspondía, el Gran Maestro asistió a vacunarse, cumpliendo con un deber cívico, como así lo ha expresado, refiriéndose a las responsabilidades y las acciones que se deben cumplir como ciudadano integrante de una sociedad de modo de contribuir a una mejor convivencia y un mejor lugar para  habitar.

La vacunación  se enmarca en el plan nacional que comenzó el 24 de diciembre del año pasado con el personal crítico de la salud. El 3 de febrero comenzó una segunda fase que incluyó a los adultos mayores de más de 90 años, personal de salud y otras organizaciones definidas como prioritarias.

El proceso se ejecuta de acuerdo a un calendario oficial. Se trata de una vacunación masiva de modo que se pueda alcanzar a toda la población en un plazo muy acotado. Al día de hoy, Chile lidera las vacunaciones en América Latina con más de dos millones de inoculados.

“Mi mensaje es a todos los Queridos Hermanos para que tengan la certeza que la vacunación es segura y que debemos hacerlo por el bien propio y de todos los que nos rodean. He dicho muchas veces que juntos saldremos y hoy tenemos la esperanza de superar esta pandemia y volver a reunirnos fraternalmente”, dijo el Gran Maestro.


El plan del Gobierno es vacunar al grueso de los grupos considerados críticos, aproximadamente 5 millones de personas, durante el primer trimestre de 2021, y que el grueso de la población objetivo del país, cerca de 15 millones personas, se vacunen durante el primer semestre.