En una caravana, miembros de la Logia copiapina, visitaron a menores de campamentos y poblaciones del sector alto de la ciudad para entregarles un poco de alegría en este difícil año.

Resguardando rigurosamente los protocolos sanitarios, miembros de la señera Logia “Orden y Libertad” Nº3 de Copiapó, realizaron una actividad en la que los protagonistas fueron los niños y las niñas de los campamentos Andacollo, Juan Pablo II y alrededores, los que recibieron bolsas de golosinas entregadas por un “Viejo Pascuero” y otros personajes.

El presidente de la Logia, Rubén Pizarro Miranda, expresó que “en vísperas de las fiestas de fin de año y luego de nuestra fiesta solsticial, que nos invita a festejar la vida y a ponerla en acción, los queridos hermanos de nuestra Logia se organizaron para poder entregar un poco de alegría a los niños y niñas de ciertos sectores vulnerables de Copiapó. Sin dudas, consideramos muy importante este tipo de iniciativas que no buscan otro objetivo que el de entregar cariño y poder ver sonreír a menores que muchas veces pasan desapercibidos por nuestra sociedad”.

La organización de la actividad, que involucró a todos los miembros de la Logia, logró recaudar fondos para entregar regalos a 400 niños y niñas, que fueron visitados por voluntarios que con disfraces, música y fotografías, causaron mucho entusiasmo en los sectores visitados.