Noticias

Con una presencia telemática de más de 700 masones, la Gran Logia de Chile celebró su Asamblea Solsticial de Invierno, oportunidad en que el Gran Maestro de la Institución debe entregar su cuenta de gestión del año anterior. La forma remota permitió una asistencia de un 75% más de la capacidad del lugar habitual de reuniones.

 

Al inicio de la ceremonia, el Gran Maestro Sebastián Jans Pérez presentó a los asistentes la propuesta del Consejo, en torno a realizar la Asamblea en forma telemática, la que fue votada por los presentes bordeando la unanimidad. La reunión debía haberse efectuado presencialmente en junio pasado.

El Gran Maestro presentó la propuesta de realización no presencial, frente a las obligaciones que impone el estado de excepción y las restricciones de la autoridad sanitaria, para contener la pandemia. La Asamblea de la Gran Logia es la máxima instancia de decisiones y esta formada por quienes han presidido una logia y quienes actualmente ejercen su dirección.

Ya iniciada la Asamblea comenzó destacando los aspectos simbólicos propios de la Institución y que se relacionan con el objetivo de formar hombres que buscan el bien de la Humanidad, con un alto compromiso con la República.

 Asimismo, recordó los dos grandes hitos con que inició su gobierno simbólico: La declaración de Temuco, en que se llamó a establecer los consensos que lleven al reconocimiento constitucional del pueblo mapuche, y la Carta de Educación Laica, presentada en Concepción. Destacó el Gran Maestro que la Institución, la Masonería busca construir amistad cívica y diálogo republicano, para dar solución a los problemas que afectan a la ciudadanía. En este sentido, recordó los encuentros sostenidos con diversas instituciones, de todos los ámbitos del quehacer nacional.

En el ámbito de la docencia, destacó la promulgación del Reglamento Especial de Docencia y la creación del Programa de Docencia para Cámaras de Instrucción; la publicación de una veintena de libros; y el trabajo que realizan Biblioteca y Museo, y la Comisión de Rito y Simbolismo.

A continuación, el Gran Maestro se refirió a su gestión interna y al Convento Masónico realizado entre noviembre y enero y las relaciones internacionales de la Obediencia.

Terminó su exposición recordando que la docencia masónica es la única herramienta que nos permite convertir a los masones en actores determinantes en su sociedad.

Las materias que fueron sometidas a votación fueron aprobadas en forma mayoritaria utilizando por primera vez instrumentos tecnológicos que permiten un registro más eficaz de las votaciones.

 

.