La Masonería de Santiago ya ha comenzado a movilizarse y se espera la colaboración de cada Hermano para garantizar la sobrevivencia de esta RED DE COMEDORES FRATERNALES. La ayuda fraterna, caritativa y solidaria puede significar la diferencia para muchas familias en esta crisis.

La Asociación de Docentes Masones de Chile, en medio de la pandemia, y ante las múltiples necesidades que surgían, levantó una Red de Comedores Fraternales destinada a brindar almuerzos nutritivos, en 20 locaciones distribuidas en 5 Comunas de la Región Metropolitana.

Un proyecto espontáneo que tuvo como actores a mucha gente de escasos recursos que fueron capaces de aportar y que se organizaron con el apoyo logístico que les brindó ADOMACH y las Fundaciones Emunah y ECAM. Hoy, la amenaza es inminente, y la iniciativa puede llegar a su fin, si no se consigue el compromiso de muchos Hermanos para al menos asegurar el funcionamiento un par de meses.

La Asociación ha logrado distribuir 60.000 almuerzos y 6.000 desayunos, que son el resultado de la buena voluntad de los propios vecinos en donde surge el Comedor. Esta acción no está ligada a nada que no sea el objetivo de paliar una urgencia tan humana, tan básica como es el alimento diario para muchas personas que realmente lo necesitan. Los requerimientos aumentan a diario y se espera que pasando la crisis de la pandemia, se acentúe por el alto desempleo. Fernando Pérez, miembro del Directorio de Adomach relata que muchas de las personas que donaban alimentos han quedado cesantes en la actualidad y han pasado a engrosar las filas de los solicitantes.

Un Masón, un almuerzo

Un almuerzo tiene un costo financiero de $1.000.- Si cada Hermano de cada Logia de Santiago donara con urgencia esa cifra, se ganaría tiempo para que la RED pudiera levantar recursos necesarios para salir adelante. La reacción masiva en tiempo récord es lo que se requiere. Los comedores consumen recursos a una velocidad mayor a la que hasta hoy logran generar los mismos.

En este contexto, se ha iniciado la campana “UN MASÓN UN ALMUERZO”. Toda contribución es bienvenida, si se piensa que en la actualidad se requiere un mínimo de $4 millones mensuales para las necesidades de hoy, sin calcular el surgimiento de nuevos polos de requerimientos a los que no se les puede negar la ayuda.

¿POR QUÉ COLABORAR?

Con un mínimo aporte de cada uno de los Hermanos de la Región Metropolitana se podría garantizar la sobrevivencia de esta RED DE COMEDORES FRATERNALES. La mayoría de quienes llegan a esta instancia, ven en ese almuerzo la única comida caliente de valor nutricional que comerán cada día.

Sin el apoyo de ADOMACH, los Comedores no podrían cumplir con todos los estándares de organización y cuidados sanitarios. No hay, hasta hoy, ningún colaborador infectado, proceso demostrable con exámenes.

Existe un reglamento de control de recursos, basado en una cuenta Bi Personal exclusiva para la iniciativa, una contabilidad de control  y un procedimiento de contraloría y auditoria del origen y uso de recursos que garantice la total transparencia  del proceso de donaciones. Cualquier donante puede pedir acceso a ella para interiorizarse del buen destino que han de tener los aportes propios así como los de todos.

 

Dónde llega la ayuda

Se trabaja en las comunas de La Pintana, La Granja, Renca, La Reina y Peñaflor a través de las Juntas de Vecinos principalmente y en algunos casos, en casas particulares. Asimismo, la red de voluntarios, que permite cada día la existencia de las 20 unidades operativas de la RED DE COMEDORES FRATERNOS, esta pronta a levantar nuevos requerimientos.

Es una mancomunión de esfuerzos masónicos y de ciudadanos. El rostro masónico lo proporcionan en terreno el trabajo de los Hermanos Matías Orellana a la cabeza de la Fundación ECAM y Ariel Morales en su doble papel de Presidente de la Fundación Emunah Creando Futuro y Presidente de la ADOMACH.

Los gestores de la RED DE COMEDORES FRATERNOS tienen la convicción de que eso se logrará. Y basan dicha expectativa en una frase que piensan despierta la fibra genética de cada miembro de la Orden, sin necesidad de ahondar en mayores explicaciones: “Hacemos votos porque nunca los pobres y desamparados golpeen vanamente a vuestras puertas”, señala Pérez.

DONACIONES

Datos de la cuenta
Banco: Banco Estado
Tipo:  Cuenta de Ahorro Platino Bi Personal
N° de cuenta: 31562780419
A nombre de: Ariel Alejandro Morales Arias
RUT: 15.894.328-K
Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Contacto: Ante dudas o consultas puedes llamar a los números +56 2 222 11895 / +56 9 7990 3593