A raíz de la pandemia provocada por el coronavirus, las Grandes Logias de la VI Zona de la Confederación Masónica Interamericana cancelaron viajes, ceremonias y otras actividades que pudieran poner en riesgo la salud de los masones.

A partir del martes 17 de marzo y hasta el 12 de abril, la Gran Logia de Chile canceló todas sus  actividades y todo tipo de reunión que pueda involucrar un riesgo de contagio del COVID-19.

El Gran Maestro, Sebastián Jans Pérez, emitió un Decreto que luego fue reforzado con un mensaje en video para indicar la suspensión total de los trabajos masónicos e invitó a realizar reuniones virtuales a través de las distintas plataformas online que sirven para tales efectos.

La Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, a través de un comunicado oficial, suspendió sus actividades desde el día 13 de marzo hasta el día 13 de abril de 2020, en toda la República Argentina.

En el comunicado del Gran Secretario General, Eduardo Lázara, se indica que “la Gran Logia insta y estimula a las Logias de la Obediencia a mantener un intercambio fluido y  constante entre los Hermanos de cada taller a través de plataformas de videoconferencias como Hangouts, Meet de Google u otros”.

El Decreto emitido por la Gran Logia del Uruguay especifica lo siguiente: “Suspéndanse la celebración del Día de la Laicidad prevista para el próximo día jueves 19 de marzo y del Equinoccio de Otoño y Día del Compañero, para el día viernes 20 de marzo. Suspéndanse hasta nuevo aviso los trabajos y las actividades masónicas de los Talleres de la Obediencia”.

Perú informó que se estudiará la modalidad del cambio de mando del 26 de marzo dentro de las normas, pero “sin presencia de las Grandes Logias de diferentes Zonas de la CMI que habían confirmado su asistencia dadas las condiciones que lo hacen imposible”.

La Gran Logia Simbólica del Paraguay también suspendió sus actividades hasta el 25 de marzo, “sin perjuicio de prorrogar por más tiempo si fuere necesario”, indicó su Gran Canciller, Raúl Pintos.

Bolivia, por su parte, cancela sus actividades hasta el 31 de marzo inicialmente, lo que estará en constante evaluación.

La Secretaria Ejecutiva de la CMI “canceló todos los viajes planificados y en proceso de programación, hasta que la situación se normalice, lo que esperamos suceda lo antes posible”, recalcó el Secretario Ejecutivo Pedro Longo.

En Portugal, la Gran Logia decidió suspender todos sus trabajos por un período de dos semanas, mientras que España ha tomado la decisión de suspender, con carácter inmediato, toda actividad masónica de todas las Logias que operan bajo su jurisdicción hasta el día 30 de abril de 2020.