Noticias

En una ceremonia solemne, simbólica y pletórica, la Asociación de Mujeres Laicas, presidida por Edith Tello, celebró el Día Internacional de la Mujer en la Gran Logia de Chile. Contó con  la presencia de cientos de mujeres laicas; de la Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de Chile, Adriana Aninat; del Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, Sebastián Jans P,  y de autoridades de la Gran Logia de Chile, quienes fueron testigos presenciales de un mensaje intenso y vigoroso a todas las mujeres de Chile y el mundo. 

Una fecha, 8 de marzo, cuyo origen  se remonta a  una centenaria sangrienta lucha que dieron  miles de mujeres en búsqueda de la igualdad. No fue una vez, sino muchas que permitieron el logro de derechos importantes para la mujer como lo fue el derecho a votar.

En Chile, hace escasos días, las mujeres lograron la aprobación de la paridad de género,un proyecto considerado histórico en la conquista de la igualdad de la mujer. Es el impetu de cada una por cambiar su rol  en la sociedad.  " Debemos darle a la mujer el papel fundamental por la igualdad de género y su participación y desarrollo como persona en la sociedad. Hoy disfrutamos de algunos beneficios, que antiguamente eran de exclusividad de los varones. Es así como hoy tenemos mujeres excepcionales en política, minería, astronomía, medicina, ciencias, por nombrar algunas, pero la sombra que aún empaña estas conquistas, es la desigualdad salarial que sufren las mujeres trabajadoras", enfatizó Tello en su discurso a las cientos de mujeres laicas que se congregaron en esta celebración.

Antes de cerrar su intervención, emocionada en medio de los aplausos, la Presidenta Nacional de la Asociación de Mujeres Laicas instó a todas las mujeres a seguir trabajando y aportando al crecimiento de una sociedad más humana, más justa y fraterna. Asimismo, alentó a todas a reconocerse como mujeres fuertes y combativas, con carácter y dispuestas a defender sus ideales. "Esas fortalezas son las que nos hacen ser imprescindibles y un pilar fundamental en nuestros hogares y en la sociedad". Debemos demostrar que somos una Institución para la reflexión y para el encuentro de los hombres y mujeres de buena voluntad que buscan con afán no sólo la igualdad y la justicia, sino también el perfeccionamiento ético y moral, con nuestros valores y principios",recalcó Tello.

El Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, Sebastian Jans P. quien participó en la ceremonia ,dijo, en un emotivo discurso, que eran tiempos de grandes conmociones e incertidumbres. Sin embargo, las virtudes humanas eran el pilar en donde descansaba la capacidad de resolver todas estas encrucijadas. "Cada cual puede hacer un gran aporte, desde la prudencia, desde la responsabilidad y desde el respeto que todos merecen, aún en sus infinitas diferencias. Trabajemos por la justicia, eterna exigencia de la condición humana, la que debemos respetar desde nuestras responsabilidades. Por ello, deseo que el trabajo institucional de la Asociación de Mujeres Laicas de Chile sea fructífero y lleno de satisfacciones", finalizó Jans.

TRANSMISIÓN DE LA CEREMONIA

NOTA DEL EVENTO