Su labor educativa y masónica son dos de las grandes valías a las que dedicó gran parte de su vida.

Carlos Cortés Barrios tuvo una prominente trayectoria al servicio de la educación pública. Profesor de química y biología, se desempeñó como docente en el Liceo de Aplicación y en el Patrocinio San José. En 1974, se incorporó a la Universidad de Chile como Académico con Jornada Completa en el Centro de Estudios de Desarrollo Docente Académico, y en 1981 pasó a ser Académico con Jornada Completa de la Dirección General Académica y Estudiantil.

Desde 1985 ocupó cargos en la Prorrectoría y la Rectoría de la Universidad: 1985, cargo académico en Prorrectoría; 1986, Jefe de Gabinete de Prorrectoría; 1990, Jefe de Gabinete de Rectoría; 1990, Jefe de Gabinete de Prorrectoría y posteriormente, Jefe de Gabinete de Rectoría

Su trabajo masónico comenzó en el año 1968 en la Logia “Superación” Nº 21 de Santiago, en la que obtuvo sus tres grados simbólicos. Luego, ocupó diversos cargos oficiales siendo presidente durante el periodo 1982 - 1983. En 1982 es designado Secretario de la Comisión de Educación de la Gran Logia de Chile.

En 1991 integra la comisión de Educación Asesora del Gran Maestro. El mismo año participa del panel “Masonería, Democracia y Educación”. En 1993 es designado Miembro del Consejo de la Gran Logia de Chile. En 1994 se integra al Departamento de Publicaciones de la Gran Logia de Chile.

Es elegido Primer Gran Vicepresidente para el periodo 1994 – 1995. En el periodo 1995 – 1997 ocupa el cargo de expresidente de su Logia “Superación” Nº 21 en la que también integra la Comisión Acción Masónica.