Noticias
Una vez más, los cerros de Valparaíso se han visto arrasados por el fuego, dejando a muchas familias damnificadas. La noche del 24 no fue la excepción. Cientos de personas se vieron afectadas por el incendio forestal que dañó más de 200 casas en los cerros Rocuant y San Roque. La emergencia se inició ayer 24 en horas de la tarde. Producto de ello, se decretó alerta roja.

 

El Gran Delegado Jurisdiccional del Gran Maestro en Valparaíso, Erick Sariego tomó acciones inmediatas y salió en ayuda de las familias quienes no solo perdieron todo sino pusieron en riesgo sus vidas.

Por ello, el Gran Maestro y el Gran Delegado acordaron encausar una  acción solidaria de la Orden  a través del Comité de Acción Masónica jurisdiccional. En esta instancia se recibirán aportes cuyo único objetivo será la recuperación de las condiciones habitacionales de los afectados, así como la adquisición de alimentos y enseres de primera necesidad.
 
Nuestro deber como Institución es sumarnos a esta cruzada para que las familias afectadas puedan retomar sus vidas. Es parte de nuestra esencia y de nuestros valores, acotó el Gran Maestro.