Con la premiación de los ganadores de concursos escolares,  de las socias que participaron en reflexiones acerca del rol de la mujer en el mundo de hoy y  de  aquellos Centros Femeninos que cumplieron más de 50 años de existencia,

la Asociación de Centros Femeninos Paramasónicos, celebró el  aniversario número 57 el pasado 8 de octubre. La ceremonia estuvo encabezada por su presidenta nacional, Gloria Hurtado Cosgrove.

La ceremonia contó con la presencia de la Presidenta Metropolitana Ana Paulina Nuñez, así como de la directiva nacional y metropolitana, del Gran Delegado Especial del Gran Maestro para Santiago Noroeste, Mario Pinto Valenzuela y los relacionadores de las logias con los Centros Femeninos, destacando de manera especial la presencia de Aurelio Ponce.

En el acto intervinieron el Jefe de Departamento de Acción Masónica, Antonio Ordoñez  y Gloria Hurtado, quién hizo un balance de los logros y desafíos de la Asociación. Al término de la ceremonia habló el Primer Gran Vigilante de la Gran Logia de Chile, Sebastián Jans, quien destacó la amplia trayectoria de los Centros Femeninos y su gran aporte a la familia masónica, así como su aporte a la dignificación del rol de la mujer en el ámbito de la sociedad chilena. Recordó las conclusiones de los tres primeros conventos masónicos respecto de los derechos y la integración de la mujer, y llamó a pensar en profundidad los nuevos desafíos, que, de consuno, la Gran Logia de Chile y los Centros Femeninos debían abordar para bien de ambas instituciones.