Noticias

Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.

Sin lugar a dudas cuando corría el año 1869 fecha de nacimiento de un niño que le pondrían por nombre Luis Alberto, no sabía que el camino iba a ser largo como en realidad lo fue, menos aún estarían las aventuras que tendría que recorrer del colegio al convento, del convento a estudiar leyes y de allí a la Orden Masónica, esa ruta lo colmó de experiencias, que lo harían perdurar en el tiempo como uno de los grandes dentro del masonismo.

No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.

Así fue, su pensar elevado lo llevó a escribir y editar una de las Revistas que más impacto ha causado en la masonería toda, la revista “La Verdad” del año 1909 y siguientes, actualmente quedan pocas ediciones completas, una de ella se encuentra en la Biblioteca del Supremo Consejo del grado XXXIII para la Jurisdicción Sur de Estados Unidos, el Supremo Consejo Madre de todos los Supremos Consejos del mundo, radicada en The House of Temple en Washington, Distrito de Columbia. Contra ese espíritu chocaron los Cíclopes, lestrigones y el propio Poseidón.


Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.

 En su alma de seguro que no estaban, un ejemplo de ello fue la elección de Serenísimo Gran Maestro en la Asamblea de mayo de 1906, cuando lo proponen a él y la rechaza por encontrar que el IPH.: Víctor Guillermo Ewing Acuña tenía mejores condiciones para serlo, es elegido y él lo acompaña lealmente como Gran Secretario General. Me gustaría ver estas almas ennoblecidas en este período de elecciones.

Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues ¡con qué placer y alegría!
a puertos nunca vistos antes.

Muchas fueron en realidad las mañanas que junto a Agustín Palma quien aportó un libro en francés que sirvió para hacer los Retejadores y que con Luis Alberto Navarrete el que redactaría el Ritual de Iniciación, el IH.: Arcadio Ducoing quien escribiría el Ritual de Aumento de Salario y junto a ellos Luiggi Stefano Giarda para concluir con el Ritual de Exaltación, quien se encargaría de dar el redondeo final al Libro de Rituales, para alcanzar la mañana de verano sería nuestro Hermano Navarrete, el puerto al que llegaron estaba en el Barrio Yungay en la parcela de Navarrete en las calles Yungay y García Reyes. De allí saldría la estela de humo blanco que perdura hasta hoy como incienso que liviano se eleva y eleva a los hermanos del hoy.

Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Nácar, coral, ámbar, ébano, hermosas síntesis de la naturaleza, esa que envuelve a los sabios que la entienden, es esa síntesis creadora que es capaz de educar en pocas palabras la que libó y entregó como miel para los Aprendices, Compañeros y Maestros, los Catecismos que ya no se editan; pero más de alguno recordará cuando aprendíamos respuestas para preguntas ¿Cómo se define un masón? Es un hombre nacido libre de buenas costumbres amigo del pobre como del rico si son virtuosos. Estos catecismos se echan de menos. Como también el plan de estudio elaborado por el en 1901 para los Celadores.

Ten siempre a Ítaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Ítaca te enriquezca.

Llegar es tu destino, más no apresures el viaje, mejor que dure muchos años. Así fue al IPH.: Navarrete le correspondió organizar el Primer Convento Masónico Nacional, entre el 23 y el 28 de septiembre de 1912, darle forma, dirigir y recopilar las conclusiones incluso también después del incendio de la Galería San Carlos donde no quedó nada de él, solo cenizas, sin embargo, con cuidado recopilo las hojas del diario “la Unión” que seguía la línea del arzobispado, donde estaba todo impreso y publicado, esta maravilla perduró muchos años fue un verdadero plan quinquenal de desarrollo para la masonería y un plan para ser proyectado a la sociedad toda. Es la esperanza de Navarrete para este VI Convento Masónico Nacional.

Ítaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

No tiene nada que darte, faltaba solo que tu entregaras la modificación a la Constitución y Reglamento que hizo como Secretario General pero que cuando se puso en práctica hubo de ser corregida lo que ocurrió en su período, esta fue la base de las Constituciones y Reglamentos que vinieron.

Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Ítacas.

 Así, es IPH.: Luis Alberto Navarrete y López, ganaste la experiencia que plasmaste en el viaje que realizaste, el cual lo celebramos todos hoy día y herederos disfrutamos del Orden y las enseñanzas masónicas, hemos aprendido seguiremos tu viaje trataremos de ser hombres virtuosos, para que al igual que tú llegue el día que junto al Gran Arquitecto del Universo sepamos que son las Itacas.

Este viaje que hemos realizado gracias a la ayuda del gran poeta alejandrino Constantin Kavafis pareciera haber terminado, pero faltaría una última enseñanza especialmente para el mundo de hoy de muchos Philosophical Doctors y Master of Science, pero con muy pocas Virtudes a expresar en medio de la sociedad, se manifiesta en el siguiente acto: “En Tenida especial presidida por el Gran Maestro Boccardo de fecha 10 de enero de 1925 se le distingue como GM.: Honorario y el VM.: de la “Verdad” Nº 10 le entrega un mallete de plata y oro recamado con piedras preciosas con los Símbolos de la Masonería impresos”.

He aquí el broche de oro: “Emocionado lo deja depositado en la Gran Logia por estimar no tener los méritos para tan magnífico presente”.

Silencio, que tu ejemplo estimado y querido Hermano Luis Alberto Navarrete y López nos guie, como guiaste a los masones en los tiempos difíciles que os tocó vivir.

Descansa en Paz y que el recuerdo siga retumbando en las Logias de la Obediencia.

  

 

ALEXANDER DE VIC TUPPER MANEN, 3º

MAESTRO MASÓN.

 

Valle de Santiago a 22 días del mes de noviembre del 2019.