Noticias

La actividad se ejecuta hace décadas, con el objeto de recordar a los miembros de la Logia que han fallecido y acercar al almuerzo a los hermanos muy mayores o con problemas de salud que no pueden asistir a las actividades masónicas regulares.

Con la asistencia del Gran Maestro, Sebastián Jans Pérez, se realizó esta actividad fraternal de la Logia Cóndor Nº9, que es tradicional y que tiene como objetivo tender lazos con los integrantes más antiguos del taller, así como con familiares como viudas, esposas, hijos e hijas e incluso nietos de los miembros de este histórico taller masónico. 

Durante la ceremonia se entregó la distinción "René Calderón Rojas" a la Acción Fraterna, a un masón destacado por su fraternidad y acción masónica, en esa misma línea de cooperación, solidaridad, hospitalidad, fraternidad activa. Este año, la distinción recayó en Jorge Araya Miranda. 

También se distinguió por su trayectoria masónica a Heriberto Benquis Camhi.

El  Gran Maestro, Sebastián Jans Pérez, señaló que "esta es una logia histórica para la masonería nacional", con destacados integrantes en sus filas y con una gran influencia en la sociedad, detallando que estas iniciativas fortalecen los lazos con nuestros familiares, amigos y masones que por sus complicaciones de salud o edad no pueden asistir a los trabajos masónicos. 

Participó de la ceremonia el Presidente de la Logia Cóndor Nº9, Gabriel Peralta Martínez, quién recalcó en su discurso la importancia de la fraternidad en el accionar masónico y cómo esta actividad se ha transformado en el pilar de este valor masónico al interior de la Logia. 

Darío Calderón, hijo de René Calderón, quién fue el impulsor de esta iniciativa, se aboca junto a su familia a la organización y persistencia de esta instancia conjuntamente con la Logia Cóndor Nº9.