La iniciativa inédita implementada por el Centro Cultural Concepción N° 115 y la Corporación Educacional Masónica de Concepción beneficiará a migrantes que viven en condiciones de pobreza y de alta vulnerabilidad.

En el Colegio Técnico Profesional Los Acacios, en Barrio Norte, se lanzó el proyecto de “Alfabetización básica para migrantes de origen haitiano que habitan en el Gran Concepción”, impulsado por la Corporación Educacional Masónica de Concepción y el Centro Cultural Concepción N° 115. Son 50 hombres y mujeres provenientes del país caribeño que hasta noviembre tendrán talleres teóricos y prácticos para conocer el idioma español; y, además, formarse en cuanto a trámites y normas civiles chilenas.

Durante la ceremonia, en la que estuvieron presentes estudiantes favorecidos por el proyecto, tomó la palabra el presidente del Centro Cultural Concepción Nº115, Andrés Vivero Baquedano, quien destacó que estas clases de español para haitianos “tienen una importancia humanitaria. Hemos acogido ayudar en lo posible a estas personas que necesitan aprender el idioma español, pues es la principal barrera que tienen; a partir de eso ya es posible poder comunicar, buscar lo que quieren, ir a alguna insitución o municipalidad a pedir algo, tomar movilización sin problema o preguntar en la calle”.

Además, como lo dio a conocer el Presidente de la Corporación Educacional Masónica de Concepción, Maximiliano Díaz Soto: “Este proyecto nace por iniciativa del Centro Cultural Concepción Nº 115, presentado al Directorio de la COEMCO. Lo analizamos y reaccionamos en términos de que es un proyecto social importante, ayudar a un grupo de migrantes  haitianos, que sabemos las condiciones de precariedad que están viviendo. Realizar este proyecto de transmisión de idioma español es la primera herramienta para que ellos puedan transitar tranquila y felizmente por nuestra ciudad. De manera que bajo esas condiciones, y en base a lo que la Orden Masónica cuyos valores, principios y postulados sustenta, decidimos materializar el proyecto”.

Asimismo, el director de la COEMCO, Alejandro Navarro Torres, contó que la idea surgió al conversar con el miembro de la Respetable Logia “Concepción” Nº115, Sergio Pincheira Llanos: “Él me contó sobre la amistad con un haitiano que estudia Medicina en Concepción y que comparte con un grupo de otros haitianos y migrantes. Le dije que preparáramos un proyecto con el Centro Cultural Concepción; y junto a Óscar Arroyo vimos la parte administrativa financiera. Llevé el proyecto a la COEMCO, porque debe haber una abertura cultural más amplia: no solo mostrar música, arte, sino hacer situaciones que ayuden o mejoren la parte social de Concepción. Por lo tanto, con nuestros principios de solidaridad, fraternidad, igualdad, entre otros más, debemos seguir llevando a cabo esto que nos hacen sentir bien, por la entrega y cariño que le damos a otras personas”.

Y es, precisamente, ese estudiante de Medicina al que hacía referencia el director Alejandro Navarro, cuyo nombre es Nathanael Dejean, quien enseñará en el taller de español. Según Dejean, el proyecto “es una idea súper buena para los migrantes, sobre todo para los haitianos que no tienen dominio del idioma”. Además, valoró “este acto inaugural con la participación de todos los hermanos que vinieron a ver el fruto del comienzo de este gran programa, que va a permitir a los haitianos integrarse a la igualdad y fraternidad de parte de los hermanos masones”.

A la jornada también asistieron miembros del Directorio de la COEMCO, su gerente general, Jaime Gutiérrez Higueras, y el subgerente de Educación, José Vilche Vergara; rectores de los colegios corporativos y representantes del Centro Cultural Nº 115.