La actividad, que tuvo una alta convocatoria, reunió a académicos de universidades públicas y privadas pertenecientes a la Gran Logia de Chile.

Con una gran asistencia, se realizó el pasado sábado 3 de agosto, en dependencias del Campus Pucón de la Universidad de La Frontera, el seminario “Una mirada Laica de la Educación Superior en Chile” organizado por la Gran Logia de Chile.

Al evento asistieron alrededor de 68 académicos de universidades públicas y privadas, pertenecientes a la Gran Logia de Chile, quienes se reunieron para analizar la educación superior en nuestro país, creando mesas de trabajo con el fin de generar una declaración pública sobre la temática abordada.

Abrió el evento Eduardo Hebel Weiss, Rector de la Universidad de La Frontera, quien se mostró gratamente sorprendido por la convocatoria que tuvo esta actividad, señalando: “la Gran Logia de Chile nos llamó a trabajar este tema y la verdad es que la cantidad de Queridos Hermanos que están en este seminario ha sobrepasado nuestras expectativas. Creemos que se debe a que el tema es tremendamente relevante y un pilar fundamental de las universidades que nos consideramos laicas”.

Posteriormente fue el turno de dirigirse a la audiencia del Gran Maestro V.∙.H.∙. Sebastián Jans Pérez, quien fue el encargado de inaugurar el seminario y abrir la conversación a los asistentes en lo referente al laicismo en las universidades en Chile. Frente a la importancia de la realización de esta actividad, el Gran Maestro agregó: “Para la Gran Logia, lo más importante es que se ha generado un momento donde académicos de distintas universidades del país, que son hermanos puedan juntarse a reflexionar sobre los problemas que hoy día están afectando a la educación superior y ese es un primer aspecto que es fundamental. También, debo reconocer que hay una muy buena convocatoria y un interés manifiesto. Desde luego eso da bríos para seguir hacia adelante generando instancias que permitan la continuidad de la reflexión”.

Luego de la ceremonia de inauguración, se presentó el marco metodológico del seminario y los tres documentos a analizar: “Historia de la Universidad Pública en Chile” (Profesor Pedro Rojas, Director Campus Chillán Universidad de Concepción), “Principios y Fundamentos del Laicismo de la Universidad” (Profesor Rubén Leal, Académico Universidad de La Frontera) y “Visión de la Universidad Laica para el siglo 21” (Profesor Luis Pinto, Rector Universidad Tecnológica Metropolitana). Con la información entregada se dividieron en seis grupos que tenían el objetivo de entregar siete ideas fuerza, para posteriormente crear el documento final.

 

Un trabajo que recién comienza

Luego de presentar las ideas fuerza a la audiencia y discutirlas, comenzó el trabajo de crear la declaración final de los masones asistentes al seminario, constituida por seis puntos, en los que se destacan: no someter a la universidad a una ideología particular, ya sea confesional, dogmática o económica y el rol de la universidad en la formación de agentes de cambio.

Respecto al desarrollo de este seminario, el rector de la Universidad Central, Santiago González Larraín opinó: “ha sido muy interesante, productivo y fundamental para desarrollar una mirada conjunta desde nuestra orden sobre la educación superior en Chile. El sistema de educación superior estuvo en una crisis muy importante en nuestro país, lo que obligó a desarrollar una nueva ley de educación superior que está en este momento en pleno proceso de implementación. Nosotros como masonería debemos tener una postura respecto de este proceso, que es un proceso que va a definir el desarrollo en la educación superior en Chile, quizá por los próximos 100 años. Por lo tanto, creo que esta iniciativa del Gran Maestro, de reunir a todos los masones que tienen una vinculación con la educación superior, es muy importante y además muy oportuna para que como masonería entreguemos nuestro necesario aporte; ese aporte que la orden siempre ha entregado en la historia de Chile”.

Una conclusión general de los asistentes, fue continuar este trabajo, algo que comparte el Gran Maestro, quien además señaló: “Para la Gran Logia de Chile es muy importante que podamos abrir una línea de trabajo permanente. Hay muchos temas que abordar y muchas contribuciones que podemos hacer desde la masonería para la reflexión nacional sobre el tema de la educación superior. Las voluntades están apareciendo, sin duda es necesario por lo menos generar una instancia de coordinación en que tengan un encuentro de este tipo una o dos veces al año, dependiendo también de cómo construir una agenda que entregue valor a la reflexión que realicen nuestros hermanos en ese ámbito”.

La importante actividad finalizó con la lectura de la declaración, el compromiso de seguir trabajando unidos y el proyecto de realizar el próximo año un nuevo seminario referente a la educación superior.

 

 

DECLARACIÓN DE PUCÓN

UNA MIRADA LAICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN CHILE

La Gran Logia de Chile es una institución masónica esencialmente ética, filosófica e iniciática, que tiene por objeto el perfeccionamiento del ser humano, promoviendo entre sus miembros la búsqueda de la verdad y el conocimiento de sí mismo, y que proyecta, a través de ellos, la acción en la sociedad en torno a la concreción de los valores, virtudes e ideales que postula.

La Francmasonería ha sostenido, desde sus orígenes en la República, el compromiso de promover la Educación Laica, fomentándola entre las personas, los pueblos y las culturas, sobre el sustento de los valores universales del Humanismo, el Librepensamiento y la Libertad de Conciencia.

Diversos francmasones han contribuido históricamente y de manera protagónica en la conformación y desarrollo de instituciones educación superior en Chile, promoviendo valores humanistas laicos y republicanos, colaborando activamente en el progreso social, cultural y económico del país.

La Educación Superior Laica se construye sobre la base de la igualdad, la tolerancia y el respeto de todo tipo de diversidad. Mediante ella es posible fortalecer las relaciones humanas, indispensables para lograr ambientes de diálogo en la formación de personas que procuran la justicia y el bien común.

La Educación Superior Laica ejerce su función a través de una búsqueda de la verdad sin límites, para lo cual utiliza y promueve la ciencia como la forma para acceder el conocimiento efectivo, prepara para el discernimiento, para la comprensión, aceptación y construcción de un cambio personal, que se traduzca en acción bienhechora en el ambiente social. Ajusta permanentemente sus procesos docentes a los avances y desarrollos del conocimiento, de la cultura y de la sociedad, y la realidad secular.

En este contexto, los masones reunidos en Pucón declaramos:

  1. La Universidad no puede reproducir ni estar sometida a una ideología particular, ya sea confesional, dogmática o económica,
  2. La Universidad debe ser un espacio para formar líderes sociales e intelectuales, como agentes de cambio,
  3. La Universidad debe ser un espacio permanente, que no puede estar subordinada al poder político y/o económico imperante,
  4. Vivimos en el seno de un Estado que, constitucionalmente, se declara laico, mas su aplicación práctica es insuficiente. La Universidad debe robustecer la voluntad para cambiar dicha realidad,
  5. Todas la Universidades que reciban aportes del Estado deben acogerse a la Ley de Transparencia en el manejo de sus recursos, y
  6. La sociedad de hoy en día espera de que Universidad juegue un rol activo en el desarrollo del país y el bien común de los habitantes de su territorio.

En virtud de ello, la Educación Laica aporta a la sociedad individuos con profundas convicciones ciudadanas, necesarias para construir ambientes de buena convivencia, basados en los más altos ideales de Humanidad.

Pucón, 03 de agosto de 2019