Diversas son las actividades y aportes que ha realizado la masonería en temas medio ambientales relacionados con la Conferencia Mundial por el Cambio Climático.

“La masonería ha adquirido un compromiso con el medio ambiente, lo que es ratificado en la acción, en la participación en diferentes instancias que aporten al tema”  señaló el Gran Maestro Sebastián Jans Pérez, recalcando que “los verdaderos cambios, comienzan con la voluntad de trabajar en pro de esos desafíos y conscientes de que la fuerza de la solidaridad y la fraternidad hace posible grandes logros”.

La Conferencia de las Partes (COP25) se realizará en Chile en diciembre del presente año y participarán más de cinco mil jóvenes de diversos países, en este contexto la Gran Logia de Chile ha realizado una serie de actividades para aportar a este importante evento planetario.

Cabe recordar que en en mes de mayo pasado, el Director Científico del del Programa Pacto Mundial de los Jóvenes por el Clima, Alfredo Pena-Vega (ver nota) visito al Gran Maestro para abordar el apoyo de la masonería a las diversas actividades de COP25.

En junio recién pasado, la masonería organizó un encuentro con estudiantes del Liceo Complejo Educacional de la Reina (ver nota), en el que los estudiantes participaron de una exposición  por parte del responsable del proyecto Pacto Mundial de Jóvenes por el Clima, Luís Flores, en la que los invitó a presentar un proyecto colectivo.

Cabe destacar que  la participación de la masonería en esta instancia se relaciona con  la ayuda que la Gran Logia de Chile le brindó a tres jóvenes de colegios municipales de las comunas de Renca y Chiloé (ver nota), para que pudieran presentar sus proyectos en la Conferencia Anual de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP24), en Katowice, Polonia.

El líder de la masonería también recordó que durante este año participó exponiendo en el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta(ver nota), en el que planteó el concepto de ética ambiental, en el que la justicia y la transformación social “tienen relación con pensar el modo en que estos fenómenos globales movilizan y sacuden las formas en que nos hemos comprendido como sociedad, que es parte de un modelo particular de civilización”.

Por último se destaca la Declaración Antártica (ver declaración) , que fue recientemente firmada en la ciudad de Punta Arenas junto al Gran Maestro de la Gran Logia Argentina de Libres y Aceptados Masones, Ángel Jorge Clavero, en la que ambas instituciones expresan su

preocupación por las consecuencias del cambio climático en territorio antártico.