El acto contó con la especial presencia del Gran Maestro Sebastián Jans Pérez, y del Intente (s) de Atacama Manuel Corrales.

Objetos como las presillas de un mandil encontrado en el naufragio del Blanco Encalada hundido en las cercanías del puerto de Caldera, entregado en comodato por el Director del Museo Regional de Atacama, textos, actas, mandiles y libros con más de 150 años de historia, es lo que se puede encontrar en el museo que fue inaugurado en la casa masónica de Copiapó.

La ceremonia de inauguración que contó con la presencia de autoridades regionales, provinciales y comunales, además de invitados especiales, contó con una masiva participación de miembros de “Orden y Libertad” Nº 3, de su presidente, Laureano Egaña Argandoña, del Gran Delegado Jurisdiccional, Yuri Jeria Muñoz, la Decana de la Facultad de Educación de la Universidad de Atacama, Carla Palma Flores, entre otros.

Laureano Egaña, destacó la importancia que tiene para la comunidad copiapina la existencia de la masonería, explicando que "somos parte de la historia viva de la región y esa historia, más que sesquicentenaria, es la que estamos mostrando en esta exposición, con múltiples objetos y textos que son parte de lo que es ahora esta logia, una de las fundadoras de la Gran Logia de Chile”.

El Gran Maestro, en tanto señaló que "Es muy relevante para la Logia, la instalación de este museo que transmite nuestra historia, nuestro aporte a la ciudad de Copiapó, para que así la comunidad conozca los aportes que ha realizado la masonería".

en la ocasión, el Intendente (s) de Atacama, Manuel Corrales, le entregó un libro de fotografías de Atacama al Gran Maestro como muestra de la cercana relación que mantiene la región con la masonería.