Noticias

Autoridades académicas, de Gobierno, empresas y de la sociedad civil participaron de las actividades conmemorativas de la casa de estudios penquista, considerada la tercera universidad más importante del país.

Con la asistencia de 1.200 personas, entre autoridades académicas, de Gobierno, empresarios, Fuerzas Armadas y personeros de diversas entidades de la sociedad civil, se realizó la celebración oficial del Centenario de la Universidad de Concepción en el Teatro Biobío.

La alfombra roja comenzó a recibir a los primeros invitados a eso de las seis de la tarde, para dar paso al punto de prensa donde se conocieron diversas opiniones, la mayoría de ellas destacando la importancia de esta casa de estudios en los últimos años y también de cara al futuro con la reciente aprobación del Parque Científico Tecnológico del Bío Bío (Pacyt).

El rector, Carlos Saavedra, centró su discurso en en cinco ejes fundametales: el Parque Científico y Tecnológico del Bío Bío, también conocido como Pacyt;  los planes que hay para el campus Chillán; las directrices con su par de Los Ángeles; el posicionamiento de la UdeC en Santiago y la creación de una suerte de universidad virtual.

El gran maestro de la Gran Logia de Chile, Sebastián Jans, calificó a la UdeC como "el gran faro de luz que ha inspirado a muchos jóvenes a seguir una carrera profesional, que cuenta con una mirada de servicio, que influye en la realidad regional y que tiene amplios desafíos que la Logia mira con interés y en los que estamos interesados en contribuir".

La ceremonia continuó con el concierto de la Orquesta  Sinfónica de la Universidad de Concepción que interpretó “Finlandia” del compositor y violinista finlandés masón Jean Sibelius, la cual estuvo al mando del director Artístico Mika Eichenholz. Cabe destacar que Sibelius fue uno de los miembros fundadores de la Logia «Suomi Nº 1» en 1922, y más tarde se convirtió en el Organista Titular de la Gran Logia de Finlandia.

Además se realizó un homenaje a Violeta Parra y una elegante mirada de “La UdeC mira al futuro”, imágenes de la historia de la casa de estudios y los desafíos que se avecinan, que se proyectaron en un gran cubo que descendió desde el cielo raso del Teatro (todo esto acompañado de la música de la Quinta Sinfonía de Beethoven), sorprendieron a los espectadores.