Noticias

En la mesa de conversación, organizada por la masonería, participaron los senadores Francisco Huenchumilla, Alejandro Guillier y José Miguel Durana. Moderó la jornada el analista político, Guillermo Holzmann.

“Reconocimiento Constitucional a los Pueblos Originarios, dificultades y oportunidades” se denominó el diálogo que se realizó en el Auditorio de la Gran Logia de Chile. Los invitados abordaron el tema desde sus posiciones políticas y territoriales.

“Es muy importante que la masonería se preocupe de estos temas, y de buscar los consensos necesarios para que podamos resolverlos", indicó en su intervención el Senador por la Araucanía, Francisco Huenchumilla, agregando que de esta forma se puede "tener una sociedad inclusiva, tolerante diversa, que no afecta la unidad del estado, sino que en la diversidad nos potenciamos y hacemos justicia a las demandas legitimas que tienen los pueblos originarios”.

Huenchumilla planteó que efectivamente es un problema que atraviesa a todo el país, pero que está focalizado territorialmente en la Araucanía, pero que “es una preocupación nacional por las connotaciones políticas que el conflicto tiene”. 

El legislador de la Cámara Alta por la II Circunscripción de Antofagasta, Alejandro Guillier, en tanto, sostuvo que  “todos tenemos el convencimiento de que Chile tiene una gran deuda con sus pueblos originarios, porque la relación del estado con ellos ha sido decepcionante, injusta, arbitraria y autoritaria". Recalcando que está pendiente la tarea de encontrar un aprendizaje para vivir en la diversidad, "respetando espacios autónomos para tomar desiciones, sin dejar de ser chileno y sin plantear reivindicaciones territoriales, sino de poder vivir de acuerdo a la cosmovisión de cada pueblo que integra Chile”.

José Miguel Durana, Senador por la Región de Arica y Parinacota, también valoró el encuentro organizado por la Gran Logia, señalando que  “es meritorio reconocer que el Estado ha avanzado respecto del reconocimiento a los pueblos originarios, sin embargo, los mecanismos de participación tanto para los pueblos indígenas en general, como para las propias mujeres indígenas, no han sido lo suficientemente efectivos, como para permitirles establecer alternativas de solución a sus reales necesidades, detectando allí como barrera principal, la estructura de relaciones sociales y culturales que se vinculan a la discriminación hacia la mujer indígena en nuestra sociedad y la comunidad en general”.

La autoridad de la puerta norte de Chile, además señaló que luego del pueblo Mapuche, le siguen el Aymara con 156.754 personas y que las regiones donde más ciudadanos se consideran pertenecientes a pueblos indígenas son las de Arica y Parinacota (35,7 por ciento).

El Gran Maestro, Sebastián Jans Pérez, junto con agradecer a los parlamentarios por sus importantes planteamientos sobre el tema, anunció que el Consejo de la Gran Logia de Chile está pronto a debatir sobre la realización de un primer ritual en una lengua originaria, que en esta primera instancia sería en Mapudungun.

El líder de la masonería, también expresó que “este debate es un primer paso para seguir avanzando y contribuyendo a generar espacios de discusión, para que nuestra clase política y dirigente cuente con este lugar para conversar sobre cómo avanzamos de forma mas efectiva en lo que significa una tarea de justicia ,de derecho, de reconocimiento y de paz”.

La actividad se enmarcó en la declaración que la Gran Logia de Chile emitió en el mes de enero de este año, en la que la masonería chilena apoya los consensos por el reconocimiento constitucional de los Pueblos Originarios de Chile, para destacar la dignidad que merecen por su historia y su cultura, profundamente enraizada en nuestra sociedad. 

Ver Streaming de la mesa de diálogo acá: