Noticias

La logia de origen Galo “L' ETOILE DU PACIFIQUE” Nº 77, de Santiago, publicó una declaración por al siniestro que afectó a un icono de la humanidad como lo es la Catedral de Notre Dame.

A continuación la declaración íntegra.

Cuando Víctor Hugo escribía “nuestra Señora de París” refiriéndose a Notre Dame, prefiguraba la importancia histórica de aquella construcción neogótica que hoy, ante los ojos del mundo, ardió.

Una obra arquitectónica que fue testigo de hechos históricos que marcaron el devenir de cierta parte de occidente, como fue la condena a la hoguera de Jacques de Molay en 1314, ultimo Gran Maestre de la Orden del Temple o la coronación  de Napoleón en 1804 e incluso la beatificación de Juana de Arco en 1909. Vida y muerte, eternidad y poder se reflejaron en esta obra. Muchas veces nuestras construcciones son el reflejo de lo que somos o queremos ser. Notre Dame también nos mostró el lustre y el brillo de la piedra como decía Heidegger - a propósito de un templo griego- pues al parecer “solo reluce por la gracia del sol, sin embargo alumbra la luz de día, la amplitud del cielo, la oscuridad de la noche”.

Como Taller de origen galo expresamos nuestro pesar por el incendio que devastó esta tarde la Catedral de Notre Dame en París. Una obra humana que fue testigo del nazi fascismo, como también el lugar en donde solían pasear los  filósofos Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir. Notre Dame, que hasta hoy nos miraba con sus ojos de 600 años, se transformó en un símbolo Parisino y del mundo, pues no solo interpretó la sacralidad de su tiempo sino que logró resistir su paso y al mismo tiempo mostrarnos que la elevación de un templo hace visible lo invisible del espacio.