Noticias

Por primera vez en su historia la Gran Logia Femenina sale a las calles a marchar por una causa. Este 8 de marzo se sumaron al movimiento internacional feminista.

Las masonas se sumaron a la marcha promoviendo los principios de Libertad, igualdad y fraternidad, en forma inédita, contando con un gran número de mujeres que asistieron. Mucha de ellas con sus familias.

Para la Gran Logia Femenina de Chile, es importante reivindicar el rol de las mujeres en los distintos ámbitos de la sociedad, una de las razones fundamentales, para adherirse a la marcha, en cuanto a que los derechos de las mujeres, constituyen una preocupación Institucional.

Por primera vez las mujeres masonas decidieron mostrarse públicamente en una marcha. Los variados debates abiertos, como la lucha contra toda violencia, la necesidad de una educación laica y no sexista, los abusos sexuales, las brechas salariales o la participación en los espacios de decisiones económicas y políticas de las mujeres, fueron los argumentos que las impulsaron.

“Quisimos salir a la calle porque hay que seguir reflexionando, mirar que las mujeres chilenas y las masonas, tenemos la necesidad y el derecho a vivir en un mundo en el que las desigualdades de género no signifiquen desventajas, dolor y abuso para nosotras”, señaló la Gran Maestra de la Gran Logia de Chile, Carmen Mardones Hauser, que presidió la marcha masónica en Santiago. Además, se participó como masonas en Viña del Mar y otras del país. 

La convocatoria fue éxito para la Gran Logia Femenina de Chile, que en un clima de respeto, conmemoró el día Internacional de la Mujer, fue formalizada por las Naciones Unidas el año 1975.

Las masonas continuarán trabajando por la igualdad de oportunidades para las mujeres de todo el país, avanzando hacia el progreso en sororidad e independencia. Se mantendrá la por una educación libre de prejuicios. Y se mantendrá la defensa por una educación laica y no sexista que asegure el desarrollo de la libertad interior.