Noticias

Siete masones detenidos en el campo de concentración Nazi Emslandlager VII, en Esterwegen, Alemania, fundaron la Logia “Liberté chérie”, entre los años 1943 y 1944. 

En los momentos más terribles de la Segunda Guerra Mundial, la libertad se mantuvo como uno de los más altos ideales y como objetivo para mantener la esperanza de supervivencia para siete  valientes masones que lograron superar todas las condiciones infrahumanas a las que fueron sometidos para constituir la Logia “Liberté chérie”, Querida Libertad, en la clandestinidad.

La represión a masones en Europa fue despiadada en las décadas del 20 al 50 del siglo XX. El régimen soviético persiguió, arrestó, torturó y encarceló a cientos de miles de Masones en Rusia, Letonia, Lituania, Hungría, Bulgaria, Checoeslovaquia y Polonia. Por su parte, los Nazis hicieron lo mismo en Austria, Holanda, Bélgica, Noruega, Polonia, Francia, Rumania, Bulgaria y Yugoeslavia, al igual que el Fascismo en Italia, el Franquismo en España y el dictador Salazar en Portugal.

En este contexto, el Campo de Concentración de Esterwegen fue creado en 1933 y comandado por Otto Reich. En él estuvo prisionero el escritor y Premio Nóbel de la Paz Karl Von Ossietzky y se ha podido determinar que en sus instalaciones murieron asesinadas o debido a agotamiento por trabajos forzados unas 30.000 personas.

El 15 de noviembre de 1943, siete Masones miembros activos de la resistencia belga a la ocupación Nazi fundaron una Logia Masónica secreta denominada “Liberté Chérie” en la barraca Nº 6 del Campo de Concentración Emslandlager VII de Esterwegen. El nombre lo tomaron de “La Marsellesa”.

Los nombres de los siete fundadores eran: Paul Hanson, Luc Somerhausen, Jean De Schrijver, Jean Sugg, Henry Story, Amédée Miclotte y Franz Rochat. El Venerable Maestro fue Paul Hanson y los Hermanos se reunían en torno a una mesa que usualmente se utilizaba para la clasificación de envases de cartón.

Posteriormente, se inició en la Logia Fernand Erauw, quien incluso llegó a ser Exaltado al Grado de Maestro,  allí mismo, y Franz Bridoux, iniciado después de la guerra, también fue prisionero en la misma barraca.

Somerhausen describe la Iniciación de Erauw y otras ceremonias como sencillas. De acuerdo a su relato las Tenidas tuvieron lugar alrededor de una tabla mediante un ritual extremadamente simplificado en donde todos los componentes fueron explicados al iniciado de tal manera que posteriormente pudiera participar en una Logia. Curiosamente, los trabajos estaban protegidos de las miradas de los demás presos y de los guardias por un grupo de sacerdotes católicos que fueron deportados a la misma barraca.

La Respetable Logia “Liberté Chérie” está registrada con el número 45 en el Gran Oriente de Bélgica, y sólo los Hermanos Somerhausen y Erauw sobrevivieron a la detención. La Logia cesó sus trabajos en 1944.

La historia de la Logia se hizo pública en agosto de 1945, cuando Luc Somerhausen envió un informe detallado al Gran Maestro del Gran Oriente de Bélgica en el que narró la historia de la Logia “Liberté Chérie”. Somerhausen murió en 1982 a la edad de 79 años y Fernand Erauw, a los de 83 años en 1997.

El 13 de noviembre del año 2004 fue inaugurado un monumento diseñado por el arquitecto Jean De Salle y financiado por Masones belgas y alemanes que forma parte del complejo del Memorial de Esterwegen.