Hasta la ciudad de Villarrica se trasladó el Gran Maestro Sebastián Jans Pérez, para entregar cincuenta ejemplares del libro “El Principito” traducido al mapudungún a la escuela rural Walapulli.

El apoyo con material académico fue parte de las principales actividades que el líder de la masonería chilena realizó durante su visita a La Araucanía, donde planteó reconocer constitucionalmente a los pueblos originarios y en particular al mapuche, acompañado de las principales autoridades de la masonería regional.

Jans estuvo junto al director del colegio, profesores y algunos alumnos, que interrumpieron sus vacaciones para compartir con el Gran Maestro, recorrieron las dependencias de la escuela. En la cita, conversaron sobre las necesidades del proyecto educacional, que tiene como principal misión el rescate de la cultura y el idioma mapuche. Agradecieron la colaboración de la Gran Logia de Chile y luego compartieron algunas bebidas y comida típica de la Araucanía.

Para el Gran Maestro el apoyo y colaboración con proyectos educacionales que buscan el rescate de la cultura e idioma mapuche "es parte de nuestro quehacer, la masonería está potenciando la diversidad, la tolerancia y el respeto de las diferentes culturas y pueblos que habitan en nuestro Estado. Por lo mismo, entregar material de estudio en mapudungún es un símbolo del respeto y fraternidad que debemos tener con la cultura y el pueblo mapuche".

 

Durante la tarde, el Gran Maestro Sebastián Jans Pérez, se entrevistó con el Alcalde de la ciudad, Pablo Astete con quién compartió algunos proyectos locales en los que la masonería regional puede colaborar, principalmente en lo vinculado a extensión cultural y científica. Posterior a ello, se trasladó hasta la sede de Pucón de la Universidad de la Frontera, donde conversó con el director del Campus, Rodrigo Garrido. Además fue a los estudios de Pucón TV donde explicó el llamado a reconocer constitucionalmente al pueblo mapuche.

Ver Galería de Fotos