El “Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto” se llevó a cabo con una emotiva ceremonia en el salón O`Higgins del edificio de la cancillería el martes 23 de enero.

La conmemoración, organizada por la Comunidad Judía en Chile, el distrito 27 de B`nai B`rith y por el Ministerio de Relaciones Exteriores, estuvo marcada por la solemnidad, el respeto y la memoria que fue expresada, tanto en las palabras de los oradores, como en el encendido de siete velas, cada una con un significado que recuerda a los hombres, mujeres y niños judíos asesinados, y también por los supervivientes del holocausto.

Por primera vez en la ceremonia, que se realiza cada año, se encendió una séptima vela que recordó a los no judíos exterminados por los nazis, representados por masones, gitanos y testigos de jehová.

El Canciller, Roberto Ampuero, manifestó en su discurso que “el Holocausto no fue solo una inmensa tragedia para el pueblo judío, sino para toda la humanidad. (…) En Chile, hoy tenemos la fortuna de vivir en una sociedad tolerante y pluralista”

El presidente de B`Nai B`rith, Jaime Fuch, realizó un sentido discurso en el que enfatizó que “Sabemos que la raíz de todo mal es la ignorancia por lo que no debemos nunca cejar en nuestro empeño por explicar y enseñar, ampliando cada vez más la difusión de ideas y valores que infundan el respeto y el aprecio por la dignidad humana del otro”

El Gran Maestro, Sebastián Jans Pérez, en tanto, expresó que “para la masonería promover los valores de la libertad de conciencia, la tolerancia, la fraternidad, y la realización humana en un ambiente de convivencia, paz y solidaridad, es fundamental. Por lo mismo, participar de una conmemoración tan simbólica y significativa es muy importante y estamos orgullosos de ser parte de esta actividad”.

En la oportunidad, el presidente de la Comunidad Judía en Chile, Gerardo Gorodischer, entregó un especial reconocimiento a la Policía de Investigaciones de Chile, representada por su Director Nacional, Héctor Espinosa Valenzuela, y a la directora del Archivo Nacional, Emma de Ramón, “por el trabajo realizado en la puesta en valor y liberación a la ciudadanía de los archivos secretos del Departamento 50, en torno al asentamiento y acciones de grupos nazis en Chile”.

Las Naciones Unidas estableció, en la asamblea general del año 2005, que el día 27 de enero de cada año sea designado como el “Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto”, para recordar el día en que las tropas soviéticas liberaron a los prisioneros del campo de exterminio de Auschwitz II-Birkenau.