En el contexto de su vigésimo aniversario, Atlantes Nº89 realizó un repaso por su historia, marcada por el terremoto de 2010, cuando, sin templo, fueron acogidos por la Logia Femenina Libertad Nº12.

Dentro de la historia de 20 años de esta Logia de la ciudad de Quillota, uno de sus momentos más amargos fue cuando el terremoto de 2010 derrumbó su casa masónica y quedaron sin un espacio adecuado para realizar sus trabajos masónicos. 
 
Gracias a la fraternidad de la Logia femenina Libertad Nº12 de la misma ciudad, Atlantes Nº89 dejó de deambular por ciudades aledañas como Limache, La Calera, Quilpué y Villa Alemana. 
 
La colaboración entre esta Logia y Libertad Nº12 fue coordinada por el Gran Maestro de la Gran Logia de Chile y la Gran Maestra de la Logia Femenina, lo que compromete la gratitud por este gesto hasta el día de hoy y los años venideros, de acuerdo a lo comentado por los integrantes de Atlantes Nº89.
 
El Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, Sebastián Jans Pérez, participó del vigésimo aniversario de la Logia Atlantes Nº89, fundada un 14 de enero de 1999 y compartió con sus integrantes, recalcando la importancia de la fraternidad entre logias para desarrollar los trabajos masónicos en todas las regiones de Chile.