Noticias

Actividades en Copiapó y Santiago marcaron la jornada. Gran Delegado Jurisdiccional  de Atacama y Gran Maestro encabezaron las romerías.

Con romerías en el mausoleo de Pedro León Gallo en Copiapó y en la tumba de Guillermo Matta Goyenechea en el Cementerio General de Santiago, la Gran Logia de Chile conmemoró el centésimo sexagésimo aniversario de la Revolución Constituyente que se inició en la capital de la Región de Atacama el 5 de enero de 1859.

El Gran Maestro, Sebastián Jans Pérez, aclaró que “La masonería no conmemora hechos violentos, lo que conmemora son las ideas que tienen importancia para el desarrollo de los países y para el desarrollo de las sociedades, y lo que hizo la Revolución Constituyente de 1859 fue precisamente poner las ideas necesarias para profundizar la república, para profundizar las libertades y los derechos en una época donde era difícil sostener las ideas de la igualdad, de la libertad y de la fraternidad”.

En Copiapó, los miembros y presidentes de las logias de la jurisdicción se reunieron en el mausoleo de Pedro León Gallo Goyenechea, quienes junto a los directores de Cultura y de Bibliotecas Públicas, realizaron un homenaje a la figura del prócer.

El Gran Delegado para Atacama, Yuri Jeria, destacó en su discurso la historia del homenajeado y la importancia de la Revolución Constituyente para la formación de una república más fraterna, indicando que “nos encontramos hoy reunidos en una ocasión muy especial. La Gran Logia de Chile quiere con este acto, recordar y rendir homenaje a un hecho muy significativo, no solo para la región de Atacama, sino también para la historia republicana de nuestro país”.

Agregando que “La figura de Pedro León Gallo ha quedado marcada a fuego en la historia como un progresista, que buscaba que nuestra sociedad tuviera mas espacios de igualdad, destacando su lucha contra el poder centralizado de los gobiernos, y por dar un marcado acento democrático y republicano a los gobiernos de la época”.

En el Cementerio General de Santiago, en tanto, se congregaron los miembros y presidentes de logias de Santiago, para dejar una ofrenda floral en la tumba de Guillermo Matta Goyenechea, realizando discursos en los que se destacó su figura e importancia para la historia, relevando su participación en la Revolución Constituyente y como masón ejemplar.