Noticias

Referirse a los orígenes de la Logia “Acacia” N° 107, es remontarse al Chillán de fines de la década del 50, con las características, dificultades, y desafíos propios de una época singular.El origen de esta Logia estuvo en la Logia “Tolerancia” N° 12.

Son destacadas personalidades quienes lideraron esta iniciativa que fructificó el 16 de agosto de 1958, bajo el nombre distintivo de “Acacia”. Entre estos personajes destacan Lautaro Vásquez Landa, Luis Schaffer Morales, Víctor Sepúlveda Jara, Manuel Acevedo Montecinos, Carlos de Los Santos Segura, Federico Arias Urzúa, Jorge Petersen Acuña, Moisés Noriega Alarcón, Germán MullerRohl y Raúl González Pastene, entre otros.

Un ejemplo patentede las obras que ha cobijado la masonería en Chillánes la Universidad de Concepción, y actualmente, los colegios Concepción, de reconocido éxito y prestigio. Desde este año, el Colegio Fraternidad que está ubicado en el sector Lomas Coloradas-Concepción para niños vulnerables y es este el nuevo desafío para los masones chillanejos.

“Si ampliamos la mirada a otros ámbitos, diría que no existe actividad donde no esté presente la influencia de nuestros principios en la acción de muchos hermanos y eso, como lo han reconocido las máximas autoridades del país, le hace bien a Chile”, señaloNelson Marín Ávila, su actual presidente.

La Masonería actúa a través de sus miembros y en ese sentido existe una labor muy profunda en diferentes instituciones y organismos. Entre ellos destaco el presidente de Acacia:“el Rotary, Club de Leones, colegios profesionales, gremios, instituciones de educación superior, deportivas, corporaciones educacionales, bomberos, establecimientos educacionales, juntas de vecinos, entre otras. Para el masón y así lo resume un principio muy activo, “nada de lo humano le es ajeno”.