Noticias

Cerca de mil personas pudieron presenciar la Fiesta del Solsticio, actividad que fue organizada por la Gran Logia de Chile, en el frontis del Palacio de Tribunales de Justicia de Santiago, y que congregó a 140 músicos.

Las luces multicolores que iluminaban la fachada del Palacio de Tribunales de Justicia,  hicieron lucir aún más a los 140 músicos que se presentaron en la Fiesta del Solsticio de Verano. Con ese fondo de escenario en la plaza Montt–Varas, comenzó una inédita celebración, la masonería chilena organizó una fiesta abierta a la comunidad. Un Gran Encuentro Musical para celebrar el cambio de estación.

El Conjunto Pu Kalfü Mapu de María Huenuñir, fue quien abrió los fuegos, con danza, música y cantos, realizaron un ceremonial que, en tres cuadros inspirados en la cosmovisión Mapuche, cantó a las aves, al despertar de la Madre Tierra y al terreno. La líder de la agrupación, mencionó en la apertura que “es un honor para nosotros, estar dando inicio junto a ustedes en esta celebración. Para nosotras y nosotros, el solsticio de verano, significa abundancia, en salud, en alimentos, en protección y lo recibimos con alegría”.

A las 20:00 hrs. del día sábado 15 de diciembre, cuando el sol se ocultaba tras los altos edificios del centro histórico de la capital, el lugar se colmó de un multicultural público que ocupó las sillas dispuestas, las bancas de la plaza o simplemente observaron de pie en la calle Compañía, que a esa hora ya había sido cortada para el tránsito vehicular. Luego fue el cuarteto de cuerdas venezolano Caroní, quienes presentaron un repertorio clásico y recibieron un gran apoyo de la comunidad venezolana presente. Desde Barcelona, el coro Orfeo Catalá, continuó la fiesta, con una serie de melodías corales en su lengua de origen, recordando que el prólogo del solsticio del verano es una invitación a la paz. Bernardita Bianchi, con la música de su padre, Vicente Bianchi y la letra de Pablo Neruda, le cantó a Bernardo O`Higgins, José Miguel Carrera y Manuel Rodríguez, dando el pasó a la viñamarina Orquesta de Cámara Marga-Marga, quienes presentaron un repertorio en el que incluyeron a Piero Locatelli, a George Phillipp Teleman, terminando con la obra de Felipe Alarcón “Chile en Latinoamérica”.

Cerró el Gran Encuentro Musical, la Orquesta Sinfónica Juvenil del Liceo Oscar Castro de Rancagua, desbordando talento y alegría en el escenario, fue un cierre a la altura de una orquesta Sinfónica que el próximo año representará a Chile en el Encuentro Internacional de Orquesta Juveniles que se llevará a cabo en Italia. El multitudinario público que participó en la jornada agradeció la fiesta, que tuvo una duración de tres horas de intensidad musical y un gran despliegue en escena, que le entregó vida y color al casco histórico de Santiago.

Vuelva a ver la Fiesta del Solsticio desde Nuestro Facebook