Noticias

La VI zona de la Confederación Masónica Interamericana expresa la importancia de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Al cumplirse el 10 de diciembre de 2018, el 70° aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos, por acuerdo de la Asamblea de Naciones Unidas, realizada en Paris, Francia; hito histórico en la protección, defensa y proyección del ser humano en toda su integridad y dignidad personal; la Confederación Masónica Interamericana (CMI), fundada un 10 de Abril de 1947, en Montevideo, Uruguay, reconoce como un deber resaltar y validar el mayor acontecimiento de la sociedad contemporánea, orientado a validar la calidad y respeto hacia el ser humano, como también su proyección y desarrollo en un ambiente de paz y armonía en todos los rincones de la tierra, sin distinción de raza, clase ni nacionalidad.

La Francmasonería Universal, promueve desde sus orígenes el desarrollo y crecimiento del ser humano, protegiendo su integridad física, su independencia de pensamiento y acción, libertad de espíritu y, por sobre todas las consideraciones, su perfeccionamiento personal para alcanzar una mejor calidad de vida para él y sus semejantes.

Los derechos humanos aparecen como un conjunto de facultades e instituciones que en cada momento histórico concretan las exigencias de la dignidad, la libertad y la igualdad humanas, las cuales pueden ser reconocidas positivamente por los ordenamientos jurídicos a nivel nacional e internacional.

La dignidad humana ha sido en la historia y es en la actualidad el punto de referencia de todas las facultades que se dirigen al reconocimiento y afirmación de la dimensión moral de la persona. Su importancia en el nacimiento de la moderna teoría de los derechos humanos es innegable. Baste recordar que de la idea de dignidad del hombre como ser éticamente libre parte todo el sistema de derechos humanos que a su vez fue inspirador de las declaraciones americanas.

La vigencia y promoción de los Derechos Humanos Universales, al igual que los Deberes Humanos, son una prioridad superior de la Francmasonería Universal, y la Confederación Masónica Interamericana en especial, por los cuales no dejaremos de entregar los mayores esfuerzos, a través de cada uno de nuestros integrantes esparcidos en cada uno de los lugares en que ellos se encuentran, trabajando incansablemente y guiados por nuestros más altos ideales de LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD.