Noticias

En un ambiente de fraterna cordialidad y auspiciosos debates, se realizó la XLI Reunión de la VI Zona de la Confederación Masónica Interamericana, en la ciudad de Buenos Aires, bajo la presidencia del Gran Maestro de Uruguay, José Garchitorena. La delegación chilena estuvo integrada

por el Gran Maestro, Sebastián Jans Pérez, el Gran Orador, Claudio Muñoz Morales, y el Gran Canciller, Marco Vidal Subiabre.

Las reuniones de trabajo tuvieron lugar en el Hotel Grand Brizo y en el Palacio de Cangallo, sede de la Gran Logia argentina, donde se realizó una magna tenida bajo la presidencia del Gran Maestro Jorge Ángel Clavero, oportunidad en que se rindió honores a las banderas de los países concurrentes y se presentó un trabajo sobre ciberseguridad en el mundo masónico.

Entre los temas tratados en el encuentro, desarrollado los días 19 y 20 de octubre, estuvo la común preocupación por la docencia masónica y la visualización del futuro.

El Gran Maestro de Chile destacó algunos aspectos fundamentales, señalando que la masonería debe superar la contradicción que generan tres formas de entender la Masonería en América Latina: aquella que la considera una peculiar forma de asociación de personas conspicuas, aquella que la considera como una peculiar forma de religión, y aquella que la considera una peculiar escuela de moral. En ese contexto, llamó a recabar en la herencia andersoniana, tendiente a entender la Masonería como una institución que promueve la ética de la tolerancia y de la fraternidad, de la libertad de conciencia y del humanismo.

 En las jornadas de reuniones, el Gran Maestro Sebastián Jans Pérez, recibió el aprecio hacia la Gran Logia de Chile de las Grandes Logias hermanas, y pudo conversar extensamente con los Past Grandes Maestros argentinos, Jorge A. Vallejos y Alejo Neyeloff, con los que estableció fraternos lazos que se suman a los sostenidos con el Gran Maestro Jorge Ángel Clavero, con quien comparte motivaciones comunes en torno a la promoción del libre pensamiento.

El Gran Maestro Jans felicitó al Respetable Hermano Neyeloff, quien ha cumplido 50 años de vida masónica, los que serán motivo de reconocimiento y homenaje, tanto por la Gran Logia de Argentina, como por su Logia “T.G. Masaryk” N° 391, que celebra a su vez 75 años de existencia.

La reunión de Buenos Aires permitió también conversar de manera especial con el Gran Maestro de Uruguay, José Garchitorena, sobre aspectos de interés común, y le invitó a realizar una visita oficial a la Gran Logia de Chile el próximo mes de marzo, para recibirlo en distintos valles de la Obediencia.