Conmemorando la primera convención realizada en 1955, la Asociación de Mujeres Laicas (ex Centros Femeninos) realizó una solemne reunión, encabezada por su presidenta, Evelyn Augsburguer Bachmann, y la especial participación del Gran Maestro, Sebastián Jans Pérez, en su sede de calle Serrano en Santiago, el  

pasado sábado 6 de octubre. En la ocasión, el líder de la masonería chilena, realizó un emotivo saludo que se desplazó desde el recuerdo de una mujer que marcó sus pasos masónicos, hasta los cambios sociales y culturales que están ocurriendo, enfatizando en que “Se aproxima a pasos agigantados la tan anhelada igualdad de los sexos. Somos testigos de la última revolución igualitaria, aquella que hará que hombres y mujeres seamos iguales en derechos”.

Agregando que “Las duras batallas que la mujer dio para cambiar este estado de cosas, encontraron firme apoyo en la Masonería y en quienes tenían su mente abierta para percibir por donde iba la senda que conducía al progreso y al bien común. Gracias a esto, la mujer pudo instruirse hasta adquirir la formación necesaria para reclamar, luego, sus derechos políticos y ciudadanos” concluyó.

Acompañaron a Jans Pérez, el Gran Tesorero, Marco Díaz, el director de la Dirección de Acción Masónica (DAM), Darwin Morales; y el encargado de relaciones entre estas instituciones, Mario Pinto Valenzuela.

Cabe destacar que la Primera Convención se realizó los días 8 y 9 de octubre de 1955 en la ciudad de Santiago, participando 119 delegadas representantes de los 34 Centros Femeninos existentes en ese año.