Noticias

Un 1 de junio de 1883, hace 133 años un grupo selecto de hombres iluminados por los sentimientos de amor a la verdad y a la justicia, fundaron en la ciudad de Concepción la Respetable Logia “Paz y Concordia” N° 13, bajo el auspicio de la Gran Logia de Chile, colocándose de esta manera al servicio de los elevados principios

y nobles prácticas de la Francmasonería Universal, Institución que sustenta, defiende y rinde culto permanente, a los postulados de Libertad, Igualdad y Fraternidad, los cuales señalan claramente, que cada masón, cada persona que ostente la dignidad de haber pasado por las etapas de la docencia iniciática, debe combatir los privilegios y la intolerancia y luchar por que impere la justicia social.

La Masonería es una cultura de vida que asigna a la conducta ética de sus miembros máxima prioridad, manteniendo invariablemente la vigencia de valores como la lealtad, la fraternidad, la caridad, la tolerancia, el libre examen, la justicia y el imperativo vital para que cada uno busque su propio perfeccionamiento intelectual y moral. Por otro lado, tiende a extinguir los odios de raza, los antagonismos de nacionalidad, de opiniones políticas y creencias religiosas, uniendo a todos los seres humanos por los lazos de la fraternidad y del afecto. En fin intenta mejorar la condición del hombre por todos los medios lícitos, especialmente por la educación, el trabajo y la beneficencia.

En la fundación y vida de esta Respetable Logia “Paz y Concordia” N° 13, aparecen distinguidos hombres de la ciudad de Concepción, pues la Logia y la vida de ella, se encuentra muy ligada a través de sus miembros al acontecer social, cívico y cultural de la ciudad. Es propicio recordar y agradecer a los Queridos Hermanos que por sus iniciativas llevaron a la práctica acciones significativas y valiosas para el bien común.

Hoy más que nunca están en nuestras mentes, los hermanos Enrique Pastor López el padre de la masonería en la Región, Lorenzo Arenas Olivos, por su destacada labor mutualista y fundador de numerosas sociedades de beneficencia, Federico Schwager Maginnes empresario de la zona de Lota y Coronel, Víctor Lamas Miranda destacado intendente y fundador del Cuerpo de Bomberos junto a Lorenzo Berg, Virginio Gómez González precursor y fundador de la Universidad de Concepción, Desiderio González Medina fundador de la Lotería de Concepción, Julio Parada Benavente director del Diario El Sur y destacado integrante de la fundación de la Universidad de Concepción, Carlos Oliver Schneider fundador del Museo de Concepción, Luis Bravo Puga médico y presidente de la Corporación Educacional Masónica de Concepción, Juan Antonio Ríos Presidente de la República de Chile y muchos otros más.

Al cumplir la Logia 133 años de vida, han sido innumerables los masones que han pertenecido a esta logia y que con su trabajo han colaborado denodadamente para mejorar la sociedad, especialmente en el campo de la educación. Sea esta la ocasión propicia para expresar la gratitud y reconocimiento que le debemos a todos los hermanos que nos antecedieron, ya que la mejor manera de honrar su memoria es recordar sus obras en beneficio de la sociedad, sus creaciones y sus ideas, las que sostenidas en el tiempo, mantienen su vigencia y permanecen en el espíritu de cada uno de nosotros, para alcanzar el camino de la virtud y del amor fraternal.

Mario Parada Araya
Diario Concepción - 1 de junio 2016