Noticias

El Gran Maestro de la Gran Logia de Chile escuchó en Arica, en compañía de miembros de las tres logias existentes en esta ciudad,  la lectura del Fallo relacionado con la controversia planteada por el Perú con respecto a las aguas jurisdiccionales del Norte.   Desde esa ciudad ha manifestado lo siguiente

(1) Su satisfacción porque ha culminado un proceso que de alguna manera mantenía una tensión entre ambos países. Contrariamente y como se había manifestado en ocasiones anteriores por parte de las Grandes Logias de Perú y Chile, entre nuestros países debe primar la integración y la mayor confraternidad en beneficio de sus pueblos.  Los grandes problemas de Perú y de Chile radican en la pobreza y las profundas desigualdades, situaciones que deben eliminarse con adecuadas políticas públicas en el marco de paz y encuentro internacional.

(2) Los argumentos de Chile han sido ratificados por la Corte en su mayoría, lo cual pone de manifiesto que la razón argumentada por los especialistas chilenos y una larga trayectoria de antecedentes históricos, han sido validados, permitiendo que el límite se mantenga en el  paralelo a partir del punto terrestre que había sustentado la tesis chilena en el marco del Tratado de 1956,

(3) El Fallo ha concedido al Perú un espacio marítimo fijado a partir de las 80 millas del paralelo, lo cual excluye una parte de la zona económica exclusiva perteneciente a Chile,  que, sin embargo, no constituye territorio soberano.

(4) Así, el Fallo ha dado satisfacción parcial a los reclamos planteados por el Perú que tiene implicancias en el campo económico y productivo, y ha fijado criterios esenciales en favor de la posición chilena.  Esta es una solución que pretende dar satisfacción a ambas partes, y que contiene una señal importante para que a partir de hoy no existan temas considerados pendientes o que puedan volver a abrirse hacia el futuro.

(5) Chile deberá procurar que un Tratado o Acuerdo específico comprometa definitivamente al Perú a declarar que no existen problemas limítrofes pendientes que puedan afectar a las relaciones bilaterales.   Asimismo, Chile debe impulsar un plan que respalde a Arica como una ciudad estratégica para los intereses chilenos, pero sobre todo en la idea de promover paz e integración con nuestros países vecinos.

(6) El Gran Maestro saluda a los miembros de las logias ariqueñas en este día en que se consolidan los derechos reclamados por la posición chilena.  También saluda a los miembros de las logias peruanas, especialmente de Tacna, para que este proceso que ha culminado el día de hoy, y como lo sostuvo la Declaración de Arica formulada por los Grandes Maestros de Bolivia, Chile y Perú, sea un motivo de encuentro y de un trabajo fecundo por la confraternidad internacional.

Luis A. Riveros Cornejo
Gran Maestro
Gran Logia de Chile