Masones Destacados
Aquí encontrarás a los masones destacados que ha habido en la historia de La Gran Logia de Chile

Luis Gómez Catalán
(1898-1994)

Profesor y educador, Premio Nacional de Educación, fue parte de una generación sobresaliente en el quehacer nacional del siglo XX, que considera a Juan Gómez Millas, Yolando Pino, Pablo Neruda, Gabriela Mistral, Eugenio González Rojas, Luis Custodio Muñoz, Parmenio Yánez, Guillermo Izquierdo, César Bunster, Roberto Meza Fuentes, Humberto Díaz Casanueva, Daniel Navea, Salvador Fuentes Vega, Víctor Troncoso, Luis Oyarzún, Jorge Millas, Horacio Aravena, Milton Rossel, Rubén Azócar y Jorge Neut.

Nació en la ciudad de Valdivia, el día 14 de agosto de 1898. Sus padres fueron don Manuel Gómez y doña Paula Catalán Lara, campesinos que vivían en las riberas cercanas al río Cruces, subsidiario del río Calle-Calle.

Realizó sus estudios primarios en la Escuela Superior de Hombres N ° 1 de Valdivia, entre 1907 y 1912, donde se formó en la rígida disciplina germana, propia de la Pedagogía de Herbart. Allí nació su vocación pedagógica, que lo lleva a a ingresar en 1913 a la Escuela Normal Camilo Henríquez de Valdivia, de donde egresó en 1918 con el primer lugar de su promoción y su título de profesor Normalista.

Aconsejado por Amanda y Guillermo Labarca, estudiará Artes Manuales (1918-1921) en el Instituto de Educación Física y Técnica, recibiendo en 1922 su título de Profesor de Estado de Artes Manuales. Luego ingresará al Instituto Pedagógico a estudiar Castellano y Filosofía (1922-1926).

Se destacó por su lucha por la reforma de la instrucción pública y la dignificación del magisterio. Integró numerosas comisiones oficiales, entre ellas: “Reforma de la Educación Pública” en 1928; “Establecimiento de la Dirección General de la Protección de la Infancia y la Adolescencia” en 1942; y “Programa de la Educación Primaria y Normal” en 1949.

Fue Jefe del Departamento de Educación Primaria, durante la Reforma Educacional de 1928, en base a lo que se consideró “Una ley modelo de legislación pedagógica”. En esta actuó en conjunto con el Dr. José Santos Salas y el escritor Eduardo Barrios, después Premio Nacional de Literatura.

Desde octubre de 1928 y hasta inicios de 1929 fue Director Provincial de Educación en Tacna, cuando esta zona pertenecía a Chile; justamente a contar de 1929 pasó a ser territorio peruano, después del acuerdo entre Chile y Perú post Guerra del Pacífico del siglo XIX. Se desempeñó como profesor en numerosas escuelas fiscales y particulares, entre ellas la Aliance Francaise y catedrático del Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile entre 1938 y 1970 en Didáctica General, continuando con la cátedra de su maestro Darío Salas y trabajando posteriormente con otros dos Premios Nacionales, Marino Pizarro y Viola Soto.

En 1952, el Presidente de la República Carlos Ibáñez, en su segundo mandato, le designó en la Dirección General de Educación Primaria y Normal, cargo que mantuvo hasta su jubilación en 1959, ya en el gobierno de Jorge Alessandri.

En el plano de la academia propiamente tal, su aporte a la educación fue a través de la creación de textos pedagógicos, estudios y propuestas riquísimas, en lo conceptual y doctrinario. Sus obras de mayor relevancia son: La Didáctica General, que comprende especialmente sus clases en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, texto que fue usado en muchas universidades de Latinoamérica.

En la Escuela Normal José Abelardo Núñez, el profesor Gómez Catalán, desarrolló un vasto programa de docencia e investigación pedagógica, formando equipo con dos distinguidos educadores, Berta Riquelme y Domingo Valenzuela. Con ellos publicó el Silabario Lea, del cual se hicieron muchas ediciones y con su texto buena parte de chilenos, entre 1950 y 1070, aprendieron a leer y escribir.

En 1983 se le concedió el Premio Nacional de Educación.

Falleció el 17 de mayo de 1994



Volver Atrás