Fernando Daza Osorio
(1930-2016)

Pintor muralista chileno, con una destacada trayectoria nacional e internacional Ingresó a la Escuela de Bellas Artes en 1951 teniendo como profesores a Marta Colvin, Pablo Burchard y Gregorio de la Fuente

Con gran dominio del dibujo sus primeros años destacó en su trabajo como caricaturista, que compartió con los más grandes creadores chilenos, entre ellos Pepo y Jimmy Scott. Sus dibujos en la revista satírica Topaze son memorables por su ingenio y técnica.

En la medida que fue dominando su técnica pictórica, sus obras murales de características épicas y monumentales, se relacionan con el muralismo mexicano, que ejerció gran influencia en Chile desde los años 1940.

Una de sus obras más conocidas es la obra-mural Homenaje a la Premio Nobel de Literatura 1945, la chilena Gabriela Mistral, pintado sobre piezas cerámicas y ubicado a un costado del cerro Santa Lucía, en Santiago. El mural realizado en cerámica fue pintado en 15 días y el diseño se quemó en los hornos la empresa Fanaloza a 1.300 grados centígrados, siendo inaugurado en octubre de 1970.

En Chile tiene otros dos murales: A los trabajadores (1972), de 50 metros cuadrados, en Manufacturas Ex Sumar, y La búsqueda (1973), de 200 metros cuadrados, en el Club la República, edificio de la Gran Logia de Chile, a la que perteneció por más de cuarenta años

Entre las pinturas de caballete con estilo muralista, que destacan en la obra de Daza Osorio, se encuentra la serie «Renacer en Manhattan», donde el artista recoge y refleja el impacto que le causaron los atentados ocurridos en las Torres Gemelas. “Septiembre 11”, «Oh… Dios Mío» y «Buscando una salida», resultan sobrecogedoras representaciones simbólicas del horror provocado por el terrorismo en Estados Unidos.

En 1976 se autoexilió en Venezuela y más tarde se radicó en Miami (Estados Unidos), donde realizó trabajos de caricaturas para el diario The Miami Herald. Desde allí, recupera sus trabajos pictóricos realizado murales con la técnica al fresco en Canadá, Estados Unidos y Venezuela.

Cuando estaba en el extranjero y luego, al regresar a Chile, abordó en sus obras el tema de las guerras en América, recurriendo a las figuras de la mujer y del niño como símbolos de quienes reniegan de la guerra. La épica independentista, la épica indígena, las luchas sociales, son motivos fundamentales de obras excepcionales.

Estaba trabajando en su taller, dibujando al poeta Pablo Neruda, para una nueva muestra sobre los dos chilenos ganadores de premios Nobel, cuando lo sorprendió la muerte en Santiago, en 17 de febrero de 2016.




Volver Atrás