Powered by Gantry Framework
¿Qué es la Masonería?
...

La francmasonería es una fraternidad universal, integrada por hombres libres y de buena reputación. Es esencialmente ética, filosófica e iniciática; su estructura fundamental la constituye un sistema educativo, tradicional y simbólico en un proceso íntimo y personal, que exalta la virtud y dignidad del ser humano, y que establece puentes para enlazar el pensar, el decir, el sentir y el actuar en beneficio de la humanidad, en armonía con la naturaleza, que invita a abordar por sí mismo las interrogantes fundamentales de la existencia.

No impone a sus miembros convicción religiosa alguna. Respeta las concepciones particulares de cada uno de ellos, quienes con absoluta libertad pueden abrazar las creencias que mejor conformen a su conciencia ilustrada.

No es una secta ni es un partido. Exalta la virtud de la tolerancia En consecuencia, aleja de sus templos las discusiones de política partidista y de todo sectarismo religioso.

Se caracteriza por utilizar la inteligencia donde otros usan la creencia, la tolerancia donde otros imponen el fanatismo, la diversidad de opiniones confrontadas fraternal y respetuosamente frente a la imposición de ideas o de fe indiscutibles, a utilizar el beneficio de la ciencia y la duda filosófica frente al oscurantismo de la ignorancia, a promover la democracia como forma de convivencia frente al absolutismo y las dictaduras, vengan de donde vengan, eficaz en incentivar el diálogo y el estudio permanente que incrementa el acervo intelectual para conocer nuestra realidad y es un camino sin fin que mantiene la magia del misterio, de lo desconocido, de lograr estar siempre en la vanguardia del pensamiento y la acción, que privilegia la belleza, el buen uso del lenguaje y el afecto como normas permanentes de convivencia, que ha tenido la entereza de no acatar postulados dogmáticos en la historia, enfrentándolos con la racionalidad, la valentía y la verdad.

Es una institución que utiliza el sentimiento gregario para establecer los vínculos afectivos que permiten la docencia activa y eficaz que impide el egoísmo y obliga a crecer cooperativa y fraternalmente, basada en la ética y la moral como elementos fundamentales para lograr una humanidad más justa, más libre y más feliz.



Volver Atrás