El 159° Aniversario de La Gran Logia de Chile será recordado como el Año de los Valores Masónicos, y es bajo esta premisa y en razón del “Día del Patrimonio Cultural 2021 ” queremos poner en valor las figuras de Blas Cuevas Zamora, Virginio Gómez González, Manuel Magallanes Moure y Marino Pizarro Pizarro como tres hombres ejemplares, masones y filántropos, destacados en el quehacer cívico, la educación, el arte y la cultura. Que mirados desde una óptica pública se sometieron a los deberes morales que la masonería les imprimió, entregándose a las tareas que desarrollaron en vida y que hoy en día se convierten en Patrimonio Cultural Nacional y en un legado importante para la Sociedad Chilena.

VÍDEOS

Virginio Gómez

Blas Cuevas

Homenaje de la Gran Logia de Chile a Gabriela Mistral

Manuel Magallanes Moure

Moises Poblete Troncoso

CURRÍCULUM DE MARINO PIZARRO

FOTOS DEL GRAN MAESTRO MARINO PIZARRO EN LA REVISTA MASÓNICA

Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image

PODCAST MARINO PIZARRO

TRANSCRIPCIÓN PODCAST MARINO PIZARRO

Patrimonio Masónico. Personajes, historia y objetos de la Masonería Chilena. “Fragmento del discurso de Gran Maestro Marino Pizarro Al tomar posesión de su cargo en la Asamblea Solsticial de la Gran Logia de Chile, el 24 de junio de 1990”.

Cuando insta a la masonería a ejercer su magisterio espiritual y moral, así como su misión universalista, filosófica e iniciática, alejada de las controversias ideológicas

“EL OFICIO DE MASÓN”

"Pero nada de esto podremos alcanzar, si no revivimos la vocación del oficio de masón. El oficio en la vida del hombre – dulce y agraz ejercicio-- no se acaba sino allí final de su incesante quehacer, porque la vida se hace hacia adelante y nuestro espíritu está siempre en el futuro. Por eso, el hombre masón hace de esta Institución un lugar en donde no sólo se hable de la vida masónica, sino se viva en una convivencia humana real que sirva para que se realicen cada noche y cada día los valores vitales plenos, tan sepultados a lo largo de la patria, y para que, con formas de vida auténticamente democráticas, se cumpla la gran misión de la francmasonería.

El porvenir de nuestra sociedad es la madurez, el desarrollo, el cambio. El masón que nuestra Institución tiene que formar es el hombre del desarrollo humanizado y del cambio al porvenir. La responsabilidad, pues, de nuestra Orden es la de capacitar a cada uno para la más plena expresión de su personalidad y de su libertad y para la participación más eficaz de las decisiones de la vida. Seria responsabilidad es, pues, mis respetables hermanos, el oficio de masón. Todos hemos comprendido a lo largo de los años vividos en la francmasonería que este oficio es una faena de difícil trabajo y que hay que empaparla de heroísmo, de amor, de humildad, de libertad, de dignidad, de acción. Es un oficio de labor incesante, de desbastamiento interminable de la piedra bruta. Es un oficio de masón nunca acaba de agotar. Es un oficio, al fin, el más alto de los oficios, que representa la mayor fuerza moral y la más elevada altura del pensamiento y de la acción del hombre.

Que esta vocación del oficio nos dé la fuerza necesaria para poder cumplir con la revitalización, renovación y trascendencia de la francmasonería chilena y la unidad e integración de los masones todos".

Patrimonio Masónico. Personajes, historia y objetos de la Masonería Chilena.