Powered by Gantry Framework

Entre los postulados de la masonería está la Fraternidad, ya que ella es lazo de adhesión entre los seres humanos, basado en el respeto a la dignidad de la persona humana y en la igualdad de derechos. Entendemos por fraternidad a la unión y buena correspondencia entre hermanos o entre los que se tratan como tales. Es el sentimiento de amor expresado en acciones concretas hacia un semejante, sin dar relevancia a su igualdad ni a su diferencia. Ser fraterno se expresa en obras concretas, no basta con amar o entender, sino que es acción.

La fortaleza de la fraternidad con nuestros distintos, es fuerte porque sobrepasa fronteras, culturas, etnias y razas y a la vez es más delicada (que los lazos, por ejemplo que impone el yugo de la ley) porque estos están basados en el amor y no en la imposición.

Los amigos de la fraternidad son el amor, el cariño, la simpatía, la adhesión, el apego, la amistad, la voluntad, el aprecio, la estima, la delicadeza, la piedad, la filantropía, la tolerancia. Sus enemigos son principalmente las ideologías basadas en el odio, que son básicamente las que combatimos. Nada de lo que consideremos como masónico puede ocurrir, si no expresamos virtuosamente la fraternidad. Ella es la piedra basal, la piedra de los auspicios, es el terreno sobre el cual podemos construir todo lo que es posible de hacer en Masonería.

Fraternidad es la amalgama que une a los masones en pro de un mejor mundo.

Volver Atrás