Noticias

Donación de Gran Logia de Chile ya limpia los cerros porteños

Como un milagro calificaron los vecinos de la parte alta de Valparaíso los lavados que se comenzaron a realizar con las nuevas hidrolavadoras donadas al municipio. Se trata de 13 hidrolavadoras, tres hidrolavadoras grandes de remolque y diez de uso personal, con un valor aproximado de $43 millones, que fueron entregadas por la Gran Logia de Chile, para la mantención y limpieza de la ciudad, tanto en los cerros como en el plan.

El departamento de Aseo es el encargado de coordinar la ejecución de este nuevo programa de limpieza, que comenzó a funcionar, de manera no oficial, en el carnaval de los Mil Tambores, y a contar de hoy subieron a los cerros para erradicar malos olores y suciedad.

El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, recordó la donación de estas hidrolavadoras, recalcando que “el compromiso nuestro es que esas hidrolavadoras no sólo limpien el plan de Valparaíso, sino que vayan y limpien los lugares donde nunca el servicio de hidrolavado ha llegado, que son los sectores altos de la ciudad, estamos hablando de plazas, calles y escaleras, que son fundamentales para el tránsito de las porteñas y los porteños. Ya esas hidrolavadoras estuvieron en funcionamiento en el marco de los Mil Tambores, eso hizo que la ciudad se viese más ordenada y limpia”, sostuvo el edil.

Por su parte, Felipe Vial, encargado del Departamento de Aseo explicó el funcionamiento de estas nuevas herramientas que se integran a la lucha contra la suciedad. “Son tres hidrolavadoras que tienen una capacidad de 800 litros cada una, con un motor incorporado que brinda una autonomía completa. Ahora hemos trasladado el lavado a los cerros, principalmente plazas y canchas, entendiendo que la ciudad no es solamente el plan, sino que también sobre el 90% de la población habita los cerros, por lo que hay que recuperar todos los espacios públicos” indicó Vial.

En cuanto a la limpieza en encargado de aseo sostuvo que “las hidrolavadoras limpian por presión, lo que nos brinda una gran fuerza al momento de hacer remoción de la suciedad y de elementos que están impregnados. El agua sale a 4.300 psi, si bien el caudal son 13 litros por minuto, es una presión bastante manipulable por el operador y bastante fuerte. Dependiendo de los olores se hace un lavado enzimático, una enzima que degrada a las bacterias que generan mal olor y los agentes patógenos, y después se repasa con la hidrolavadora, la cual lava con agua caliente, lo que deja limpio y desinfectado el sector”.

Por último, Marcela Aguirre, presidenta de la Feria Playa Ancha Alto agradeció este trabajo, señalando que “es maravilloso ver esta limpieza, nosotros limpiamos constantemente para poder funcionar, ahora me encuentro con esta sorpresa que vengan a sacar todos los residuos, las bacterias, porque nosotros necesitamos trabajar en un lugar limpio, así que muy feliz que haya sido nuestro lugar privilegiado para esto”.

Fuente: Radio Valparaiso.

 

Gabinete del Gran Maestro

Grandes Maestros

Dimensiones de la crisis Republicana

Olimpíadas Masónicas 2017

Acceso a Miembros

Lectura Online